Japón

El emperador emérito de Japón se somete a una operación ocular

Akihito ha sido intervenido por cataratas en su ojo izquierdo

Los emperadores eméritos de Japón
photo_camera Los emperadores eméritos de Japón

El ex gobernante de Japón fue visto entrando en el Hospital Universitario de Tokio el lunes 19 de septiembre por la mañana. Llegó solo, pero su esposa, la emperatriz emérita Michiko, se unió a él por separado y la pareja fue fotografiada saliendo del centro hacia el mediodía. 

Esta intervención se repetirá hoy, 25 de septiembre en su ojo derecho. Durante la operación, los médicos también eliminarán los signos de glaucoma que han aparecido.

La decisión de operar al ex emperador, de 88 años, se debe al empeoramiento de su calidad de vida provocado por su visión deteriorada. El rápido alta de Su Majestad indica que la operación se desarrolló sin problemas y que no hubo complicaciones.

La extirpación de cataratas es una intervención quirúrgica menor habitual en las personas mayores para hacer frente a la visión borrosa causada por el proceso de envejecimiento.

El emperador emérito Akihito sorprendió al mundo en 2017, cuando, tras meses de especulaciones, se anunció que abdicaría en favor de su hijo. Su reinado terminó el 30 de abril de 2019, marcando el fin de la era Haisei y el comienzo de la era Reiwa bajo su hijo, el emperador Naruhito. 

Preocupación por su estado de salud 

Cabe recordar, que el pasado mes de agosto, la Casa Imperial nipona ha informado de un nuevo problema de salud de la emperatriz emérita, Michiko, esposa del antiguo emperador Akihito. En una revisión, los médicos le han detectado una trombosis venosa profunda (TVP) por la que ha necesitado acudir este viernes 26 de agosto a una revisión exhaustiva.

El objeto de este examen es conocer el estado del coágulo, que se le detectó por primera vez la semana pasada. A falta de conocer los resultados y el tratamiento, la emperatriz no está bajo ningún tratamiento específico. Es más, su rutina está centrada en beber mucha agua y hacer ejercicio, lo que incluye pasear por las mañanas y las tardes.

También se conoció recientemente que, Akihito había sido diagnosticado de una insuficiencia cardiaca por la que ha tenido que recibir tratamiento médico. Al igual que su mujer, pese a todo, no necesitó ser hospitalizado y tan solo recibió una prescripción ambulatoria para mejorar.

En 2008, también sufrió una hemorragia estomacal, la misma enfermedad que en 1989 se cobró la vida de su padre, Hirohito, quien tras la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial en 1945 renunció al carácter divino que caracterizaba a su puesto.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes