España

Se frustra el regreso de Juan Carlos a España tras la denuncia de Corinna

Había aceptado retrasarlo para después de Navidad por no perjudicar el discurso de Nochebuena de Felipe VI. Confiesa que su “día más difícil” será el 5 de enero, cuando cumple 84 años

Juan Carlos I.
photo_camera Juan Carlos I.

La decisión de la Fiscalía suiza de archivar el caso de la donación de 65 millones de euros de Juan Carlos I a Corinna Larsen ha vuelto a poner sobre la mesa el deseo del rey emérito de regresar a España, algo que ha transmitido en varias ocasiones a su entorno más cercano. Pero las cosas se han complicado.

El abandono de España por don Juan Carlos, a principios de verano de 2020, fue resultado de un trabajo conjunto de La Zarzuela y La Moncloa. La entonces vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín, fueron dos de las personas que coordinaron la operación.

Ahora, sin embargo, cuando se ha puesto sobre la mesa un posible regreso, el Gobierno y el PSOE se han colocado de perfil, y trasladan toda la responsabilidad de la decisión al rey Felipe VI. No quieren vetar la vuelta, una vez conocida la decisión de la Fiscalía suiza, y toda vez que la Fiscalía del Supremo se dispone también a dar carpetazo a la investigación a Juan Carlos I.

Según ha sabido Confidencial Digital, en Moncloa se asume que, con las investigaciones judiciales cerradas, resulta complejo negarle el regreso.

El discurso de Navidad de Felipe VI 

Aunque llegó a hablarse de un retorno antes de Navidad, sin embargo, y definitivamente, don Juan Carlos I pasará sus segundas Navidades en Abu Dabi, la capital de Emiratos Árabes Unidos.

Personas que hablan habitualmente con el rey emérito cuentan a Confidencial Digital que la posibilidad de que regresara a España antes de Navidad, que se había manejado, incluso con fechas (el 17 de diciembre) se descartó por completo el pasado 2 de diciembre, cuando la Fiscalía prorrogó por otros seis meses una de las tres líneas de investigación abiertas sobre la supuesta fortuna del anterior jefe del Estado en paraísos fiscales.

El archivo de las pesquisas, que debía producirse precisamente el pasado viernes, se ha retrasado porque, según fuentes de la Fiscalía, se está a la espera de recibir información de una comisión rogatoria enviada a Suiza.

Vuelta frustrada a mediados de enero

Algunos de sus más íntimos explican que el propio don Juan Carlos había asumido y aceptado finalmente la inconveniencia de un regreso en Navidad, por la polémica que se generaría en unas fechas marcadas en rojo en el calendario, ya que coinciden con el discurso de Nochebuena de Felipe VI, y después la Pascua Militar, el 6 de enero. Tendría que producirse ya en enero.

Después de casi un año y medio de exilio, el rey emérito estaba convencido de que “ya podía volver a España, aunque fuera después de Navidad”, consciente de que la respuesta pendiente de Suiza no alterará la decisión ya tomada de archivar provisionalmente el caso en España sin presentar una querella.

En el entorno del ex jefe del Estado cuentan con que la prórroga, además de cubrir una formalidad, permite elegir el momento en que se formalizará la decisión, sin tener que actuar en una fecha forzada por los plazos. Y ese escenario de retorno se preveía para mediados de enero.

La demanda de Corinna 

La demanda interpuesta en Londres por Corinna Larsen ha vuelto a dar una dimensión internacional al escándalo, y la posibilidad, aunque sea remota, de que don Juan Carlos se siente en un juzgado de Londres, como consecuencia de la denuncia por acoso presentada por Corinna, ha aconsejado paralizar también el plan de regreso a España después de Navidad, según ha podido confirmar ECD por personas allegadas al rey emérito.

Lo que se dirime en Londres es si Juan Carlos I goza de inmunidad o de cualquier otro tipo de protección, como miembro de la familia real; o si, por el contrario, nada obsta para que la causa deba seguir su curso ordinario.

“Profundamente decepcionado” 

Después de llevar semanas pisando el acelerador, en su empeño de regresar cuanto antes a España, el escándalo suscitado por la vista en el tribunal de Londres ha terminado de arruinar la posibilidad de un retorno en enero, lo que mantiene “profundamente decepcionado” al ex jefe del Estado.

Por si fuera poco, la estrategia de defensa de los abogados del rey emérito ha molestado en Moncloa y en Zarzuela, porque viene a desmontar el plan de establecer un cordón sanitario entre Felipe VI y su padre.

Los letrados del emérito han hecho ante el juez británico una interpretación sobre el estatus de Juan Carlos I diciendo que sigue vigente porque forma parte de la familia real. De esa forma, reivindica su inmunidad y la imposibilidad de ser juzgado en un tribunal fuera de España.

Viaje de las infantas en Navidad 

Juan Carlos I pasará las navidades en su retiro de la lujosa isla de Zaya Nurai, a 15 minutos en barco de la capital de Emiratos, donde se espera que reciba la visita de sus hijas, las infantas Elena y Cristina, y probablemente la llamada de su hijo, Felipe VI, según cuentan en el entorno del rey emérito. Estos preparativos de viaje de las infantas llevan a las personas de su entorno a descartar una vuelta a España a corto plazo.

Las fechas más difíciles para él, señalan quienes le conocen, no serán precisamente las navideñas, sino el 5 de enero, cuando el ex jefe del Estado cumplirá 84 años. Juan Carlos I está bien de salud, remarcan estas fuentes, pero tiene una edad avanzada y problemas de movilidad, resultado de sus múltiples fracturas e intervenciones quirúrgicas, que intenta paliar con ejercicio diario.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?