España

Felipe VI delega en la reina Sofía la representación de la Corona en el entierro de Benedicto XVI

Zarzuela y Moncloa han rebajado el nivel de la delegación española al no tratarse de un funeral de Estado

Los reyes recibiendo al Papa en Barajas en su visita a España en 2011.
photo_camera Los reyes recibiendo al Papa en Barajas en su visita a España en 2011.
  1. Doña Sofía, figura esencial
  2. Infancia
  3. Encuentro en 2011 con Felipe de príncipe 
  4. Regalos significativos
Llegada del Papa a Madrid para la celebración de la JMJ 2011.
Llegada del Papa a Madrid para la celebración de la JMJ 2011.

La Casa Real le ha encontrado una labor representativa a la reina Sofía, que el próximo jueves 5 de enero viajará a la capital italiana para asistir al solemne funeral del Papa Benedicto XVI, fallecido el pasado 31 de diciembre, a los 95 años.

La madre de Felipe VI será la única representante de la Familia Real española en estas exequias de Estado, que tendrán lugar en la Basílica de San Pedro de la Ciudad del Vaticano, a las 9:30 de la mañana.

Doña Sofía, figura esencial

Con 84 años, cumplidos el pasado 2 de noviembre, la reina emérita todavía puede realizar labores representativas de la Corona española y cumplir con determinados compromisos. Ante el Vaticano, será quien presentará sus respetos en nombre de España ante el que fuera Papa durante casi ocho años.

Infancia

Su padre, comisario de la gendarmería, provenía de una antigua familia de agricultores de la Baja Baviera, de condiciones económicas más bien modestas. Su madre era hija de artesanos de Rimsting, en el lago Chiem, y antes de casarse trabajó de cocinera en varios hoteles.

Pasó su infancia y su adolescencia en Traunstein, una pequeña localidad cerca de la frontera con Austria, a treinta kilómetros de Salzburgo. En ese marco, que él mismo ha definido "mozartiano", recibió su formación cristiana, humana y cultural.

El período de su juventud no fue fácil. La fe y la educación de su familia lo preparó para afrontar la dura experiencia de esos tiempos, en los que el régimen nazi mantenía un clima de fuerte hostilidad contra la Iglesia católica. El joven Joseph vio cómo los nazis golpeaban al párroco antes de la celebración de la santa misa.

Precisamente en esa compleja situación, descubrió la belleza y la verdad de la fe en Cristo; para ello fue fundamental la actitud de su familia, que siempre dio un claro testimonio de bondad y esperanza, arraigada en la pertenencia consciente a la Iglesia.

En los últimos meses de la segunda guerra mundial fue enrolado en los servicios auxiliares antiaéreos.

De 1946 a 1951 estudió filosofía y teología en la Escuela superior de filosofía y teología de Freising y en la universidad de Munich.

En el año 1953 se doctoró en teología con la tesis: "Pueblo y casa de Dios en la doctrina de la Iglesia de san Agustín". Después emprendió su camino hasta convertirse en Papa, y en el primero en renunciar en 600 años.

Encuentro en 2011 con Felipe de príncipe 

Recordemos que la familia real recibió a Benedicto XVI en La Zarzuela, cuando Felipe VI era príncipe, al Papa Benedicto XVI, en calidad de jefe de Estado. En este sentido, se trataba de una visita de cortesía.

Regalos significativos

El regalo que don Juan Carlos eligió como obsequio para Benedicto XVI es un facsímil de las cantigas de Alfonso X el Sabio, mientras que el Pontífice les correspondió con un mosaico de la Plaza de España de Roma.

Ambos estuvieron unos minutos en privado en el despacho de don Juan Carlos en Zarzuela, y a continuación Benedicto XVI tuvo un encuentro cercano con el resto de la familia real en la residencia privada de los reyes.

Benedicto XVI en Madrid.
Benedicto XVI en Madrid.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?