España

Miembros del jurado denuncian tongo en los Premios Princesa de Asturias

Somaly Mam, Lance Armstrong, Fernando Alonso, Martina Navratilova, Carl Lewis son algunos de los premiados que han sido señalados como “no merecidos”

Leonor Discurso
photo_camera Leonor Discurso

El pasado 22 de octubre se celebraron, un año más en el Teatro Campoamor en Oviedo, los Premios Princesa de Asturias. Los Premios Príncipe Asturias (ahora Princesa de Asturias) nacieron en 1980, por idea de Graciano García y con el apoyo, dentro de La Zarzuela, de Sabino Fernández Campo. Y han sido una iniciativa de éxito, hasta el punto de que están considerados los “Premios Nobel españoles”.

Esos galardones apenas han recibido críticas serias, unas críticas que afectarían a la Casa del Rey, porque ejerce un tutelazgo. De hecho, algunas reuniones del Patronato se celebran en el Palacio de El Pardo o el Palacio Real presididas por Felipe VI, e incluso en alguna ocasión en la misma residencia familiar del rey, donde existe una sala destinada a este tipo eventos.

Premios señalados como tongo

Recientemente, el periodista asturiano Antonio Lobato ha revelado públicamente su experiencia cuando fue jurado del premio Princesa de Asturias, para dar a entender la existencia de cierto tongo. 

“Hay -cuenta- como una especie de campaña, como una cierta influencia, para que votes en consonancia con lo que creen que sería bueno para los premios. Bueno, te dicen, 'la Casa Real vería con buenos ojos...´. Si en la primera votación hablabas en contra de lo que estaba recomendado, en la comida que había continuación te sentaban en un sitio específico para intentar que cambiaras de opinión”, asegura el periodista. 

Como ha ocurrido en otras ocasiones, sí que ha habido algún fallo, como la concesión a la supuesta activista camboyana Somaly Mam, que se presentaba como promotora contra el tráfico sexual y después se demostró que todo era una absoluta falsedad. Y lo mismo en el caso del ciclista Lance Amstrong, cuyo palmarés estaba muy en duda a causa del doping cuando fue galardonado, y al que posteriormente se le anularon los siete Tours de Francia y otras pruebas que había ganado de modo ilegal. 

También hubo polémica con la concesión del premio a personas que no acudieron a recogerlo, como los casos de la tenista Martina Navratilova (1994) y del atleta Carl Lewis (1996), o el premio a Fernando Alonso cuando todavía no había conseguido ningún campeonato mundial. Y de esta manera, se consideraba un fallo grave haber ignorado a Ángel Nieto a pesar de sus trece títulos mundiales.  Nieto murió con la gran pena de que no se le hubiera otorgado ese reconocimiento.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?