La filtración de la supuesta hija secreta de Juan Carlos I pone en peligro su plan de volver a España una vez al mes

El rey emérito ha trasladado su malestar porque la ‘aparición’ de Alejandra se ha producido solo unos días después de conocerse su intención de regresar a Sanxenxo este verano para entrenar

Juan Carlos I, en Sanxenxo.
Juan Carlos I, en Sanxenxo.
  1. Decidido a normalizar su presencia
  2. La ‘aparición’ de la supuesta hija secreta
  3. Confiesa que se encuentra “muy disgustado”
  4. Enfado en el entorno de Juan Carlos I
  5. El dinero en el paraíso fiscal de Jersey
  6. Se prorrogó la investigación sobre la fortuna
  7. Sin cuentas pendientes en España
  8. Don Juan Carlos no ha sido condenado
Juan Carlos I, en el aeropuerto de Vigo.
Juan Carlos I, en el aeropuerto de Vigo.

Juan Carlos I anunció hace unas semanas su intención de realizar varios viajes a España en los próximos meses. El rey emérito quiere entrenarse con el ‘Bribón’ para disputar la copa del mundo de veleros de la clase 6mR en la isla de Wight a finales de agosto. Pero la filtración de una supuesta hija secreta ha paralizado ese plan de vuelta.

Don Juan Carlos aspira a conquistar de nuevo el título de campeón mundial de la categoría de seis metros. Pero, para competir con posibilidades de éxito, cuentan en su entorno, no basta con los dos días que navegó el pasado mes de abril en las Rías Baixas.

Aseguran que debe entrenarse con la tripulación del ‘Bribón’ en más ocasiones, y que la oportunidad la brindan las regatas que, en el marco de la Copa de España de la clase 6m, se celebrarán en los próximos meses en el Real Club Náutico de Sanxenxo.

Decidido a normalizar su presencia

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes del entorno de Juan Carlos I, el rey emérito está decidido a hacer lo necesario para normalizar su presencia en España

Sus amigos aseguran que los titulares de la prensa durante su último desplazamiento a Sanxenxo han dado buenas sensaciones a don Juan Carlos

La expectación en el municipio gallego fue mucho menor que en el viaje del año pasado, y el número de periodistas en torno al Club Náutico también descendió considerablemente.

También ha entendido que, a cambio de limitar sus movimientos y de no generar polémica, podría regresar en junio a las regatas, una vez celebradas las elecciones municipales y autonómicas del 28 de mayo, algo que estaba dispuesto a hacer y creía que podría llevar a cabo sin polémicas ni impedimentos.

La ‘aparición’ de la supuesta hija secreta

Sin embargo, según ha podido saber Confidencial Digital, de fuentes próximas al rey emérito, Juan Carlos I ha expresado en los últimos días su enfado en privado, a personas de su máxima confianza, por la filtración de una supuesta hija secreta

Está convencido de que esa nueva polémica busca agitar el ambiente, y le obliga a paralizar por ahora su plan de volver a España una vez al mes

 

No creen que se trate de una casualidad la aparición en prensa de una noticia negativa, sobre supuestos comportamientos poco ejemplares del rey emérito, precisamente a unas semanas de volver a aterrizar en Sanxenxo; una información, por tanto, que desaconsejaría su presencia en España por la mala imagen que daría a la Corona.

Confiesa que se encuentra “muy disgustado”

Ha confesado a su entorno más cercano que se encuentra “muy disgustado”, porque reconoce que tenía una buena relación con la madre de Alejandra, a la que conoció en Estoril porque era hija de una persona que formaba parte del consejo privado de su padre, de don Juan de Borbón. Pero, en ningún momento admite que Alejandra sea hija suya.

No pasa por alto que la ‘aparición’ de una supuesta hija secreta en las portadas de toda la prensa se produjo solo unos días después de conocerse su intención de regresar a Sanxenxo varias veces este verano para entrenar. 

Enfado en el entorno de Juan Carlos I

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD explican que el entorno de Juan Carlos I ha expresado también su enfado en privado por esta nueva ‘revelación’, la cuarta en poco más de un año.

Recuerdan que, hasta ahora, las filtraciones habían estado más relacionadas con la supuesta fortuna oculta del ex jefe del Estado, querecurrentemente aparecían en la prensa tras anunciarse una llegada a España.

Cita como ejemplo que, horas después de confirmarse el viaje de don Juan Carlos a España en abril, el diario El País publicó que una ONG británica había aceptado 10 millones de un fondo en Jersey vinculado al rey emérito. Contaba que el testamento de Joaquín Romero Maura legaba a una organización de ayuda a refugiados una fortuna “de origen no aclarado”.

El dinero en el paraíso fiscal de Jersey

En el entorno de Juan Carlos I tampoco pasan por alto la información que publicó El País el pasado diciembre, en vísperas de un posible viaje del rey emérito en Navidad, en la que contó que diez bancos y administradores diferentes manejaron sin cuestionar su procedencia, en el paraíso fiscal de Jersey (islas del Canal), 15 millones de euros cuyo único beneficiario durante ocho años fue Juan Carlos I cuando era jefe del Estado.

Así se desprendía, según el diario de Prisa, de las investigaciones internas de estas compañías y de las pesquisas archivadas en marzo anterior por la Fiscalía Anticorrupción.

Se aseguraba también que los gestores habían mostrado sus dudas e incomodidad, ordenaron investigaciones internas, e incrementaron sus tarifas por el riesgo reputacional.

Se prorrogó la investigación sobre la fortuna

La Navidad anterior ya se había descartado el regreso del rey emérito a España, después de que, a principios de diciembre de 2021, la Fiscalía prorrogara por otros seis meses una de las tres líneas de investigación abiertas sobre la supuesta fortuna del anterior jefe del Estado en paraísos fiscales.

La intención inicial de la Fiscalía era dar carpetazo a las diligencias ese mismo diciembre, por considerar que la inviolabilidad, la prescripción y las excusas absolutorias -por sus regularizaciones fiscales- hacían inimputable al rey emérito.

Sin embargo, la decisión terminó por aplazarse. Y, con ese decreto, se mantuvo abierto dos meses más un caso cuyos primeros pasos en la Fiscalía Anticorrupción se remontaban a 2018.

Sin cuentas pendientes en España

En el entorno del rey Juan Carlos insisten a ECD en que la Agencia Tributaria cerró en noviembre la inspección que mantenía abierta por las cacerías a las que había sido invitado entre junio de 2014 (cuando abdicó el trono) y 2018. El representante legal del anterior jefe del Estado firmó un acta de conformidad y abonó la correspondiente sanción.

La inspección cerrada en aquel momento era el último fleco de sus problemas con el fisco, y se refería a un asunto en apariencia menor, aunque con un potencial demoledor, pues podía reabrir vías de agua laboriosamente taponadas durante los últimos años.

En efecto, si se concluía que las dos regularizaciones anteriores no fueron “veraces y completas”, quedarían invalidadas, con lo que se reabriría la vía del delito fiscal.

La única causa abierta que se conoce hoy contra Juan Carlos I en una sala de justicia es la demanda por acoso interpuesta en Londres por su ex amiga Corinna Larsen. Se trata de un pleito civil, en el que el rey emérito no se enfrenta a una pena de cárcel, aunque sí al pago de una indemnización.

Don Juan Carlos no ha sido condenado

El rey Felipe VI sostiene, y así lo dijo expresamente a Pedro Sánchez cuando el presidente se pronunció hace unos meses contra un viaje a España desde Abu Dabi, que su padre “no ha sido condenado”, no tiene causas pendientes con la justicia, y le han reconocido la inmunidad en el Reino Unido. Por tanto, no existe motivo para que se vete su presencia en su país.

Se recuerda que, con ocasión de los funerales de Isabel II y los de Constantino de Grecia, el rey emérito ya coincidió con Felipe VI y doña Letizia, y hasta compartió con ellos banco en la abadía de Westminster, en Londres.

El rey Juan Carlos I desciende del avión en el aeropuerto de Vitoria (Foto: Pablo González).
El rey Juan Carlos I desciende del avión en el aeropuerto de Vitoria (Foto: Pablo González).

Video del día

París se conjura contra el avance de
la ultraderecha en las encuestas
Comentarios