La nobleza

Una gigantesca estatua del príncipe ruso Alejandro Nevsky se instalará a las puertas de Estonia

Para conmemorar su 800º aniversario

montage-sculpture-alexandre-nevski-peipous-768x529

El príncipe Alejandro Nevsky continúa siendo una de las figuras más importantes de la Historia de Rusia. El también conocido como príncipe de Nóvgorod, que ya era un héroe nacional cuando Pedro el Grande construyó San Petersburgo, pronto tendrá una imponente escultura a las puertas de Estonia, donde el príncipe rechazó a los caballeros de la Orden Teutónica en 1242.

En el pequeño pueblo de Samolva, a orillas del lago Peipus, se va a construir un monumento al príncipe para así conmemorar su 800º aniversario. El lago Peipsi, con una superficie de 3.555 km2 , marca la principal frontera natural entre Rusia y Estonia. Fue el escenario de la Batalla del Hielo, una de las batallas más épicas de la Historia rusa.

Desde 1237, los caballeros de la Orden Teutónica, representados en la región por su rama autónoma de la Orden de Livonia, ocupaban el mar Báltico y planeaban expandirse hacia el este para convertir a los cristianos ortodoxos de los distintos principados rusos. En 1240, el joven Alejandro, que acababa de convertirse en príncipe de Nóvgorod, logró rechazar a los suecos en la Batalla del Neva. Tomó el nombre de Alexander Nevksi (que significa "del Neva") en referencia al río que hoy atraviesa San Petersburgo, donde tuvo lugar la batalla.

Victoria en el lago Peipus

El joven príncipe de Nóvgorod (un territorio en el noroeste de Rusia) fue llamado a la frontera occidental, donde los caballeros de la Orden Teutónica, dirigidos por el Gran Maestre Hermann de Dorpat, amenazaban con invadir los territorios rusos. El Gran Maestre ordenó a sus tropas que tomaran por sorpresa a los rusos cruzando el lago Peipus, que en ese momento estaba congelado. Las tropas rusas, dirigidas por Alexander Nevsky, salieron victoriosas. 

La política de Alejandro Nevsky, que comprendió la importancia de someterse a la Horda de Oro, se celebra hoy en Rusia. Tras esta victoria, el príncipe visionario fue investido como príncipe de Vladimir. También fue el último príncipe de Kiev, investido personalmente por el famoso Khan Batu, nieto de Ghengis Khan.

El príncipe Alejandro Nevsky fue el padre de Daniel I, que heredó el principado de Vladimir-Suzdal a la edad de dos años. El principado se convirtió en el Principado de Moscú, del que los descendientes de Alejandro continuaron como gobernantes. Eran conocidos como los Grandes Príncipes de Moscú. El tataranieto de Alejandro Nevsky, Iván, se convertiría en el primer zar de toda Rusia, uniendo los distintos principados rusos. Iván es más conocido como Iván IV el Terrible.

Conmemoraciones

En 2021 se instalará una escultura monumental en el pequeño pueblo de Samovla (Rusia), frente al lago Peipus, cuya otra orilla está en Estonia. El arquitecto Konstantin Fomin es el encargado de diseñar el espacio y al escultor Vitaly Shanov se le ha confiado el monumento. La escultura se está montando y terminando en un taller de Khimki, un suburbio al norte de Moscú.

La escultura ecuestre del príncipe Alejandro Nevsky representa al príncipe (también santo para la Iglesia Ortodoxa) rodeado de seis caballeros a pie. Sus compañeros de armas sostienen banderas que representan iconos y santos. A los pies de los caballeros se amontonan las armaduras y los escudos de los enemigos muertos. Las primeras fotos tomadas cuando se ensamblaron las piezas muestran que los caballeros tienen aproximadamente el doble de su tamaño humano. Un vídeo sobre el proceso de construcción de este conjunto escultórico puede verse pulsando aquí

Hay muchas estatuas del príncipe Alexander Nevsky en Rusia. La más famosa es su estatua ecuestre en el centro de la plaza que lleva su nombre en San Petersburgo. De hecho, todo el distrito está dedicado al príncipe. 

En 1938, Sergei Eisenstein y Dmitri Vasiliev realizaron una película con el mismo nombre, que narra la heroica historia de la Batalla del Hielo. La música original fue compuesta por Sergei Prokofiev. El edificio más imponente que lleva su nombre es la catedral Alexander Nevsky de Sofía, Bulgaria.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes