La princesa Isabel de Bélgica sigue los pasos de su tatarabuela en su visita a Egipto

Recreó el viaje que realizó Elisabeth en 1923, que coincidió con la apertura de la tumba de Tutankamón

La princesa Isabel de Bélgica sigue los pasos de su tatarabuela en su visita a Egipto.
La princesa Isabel de Bélgica sigue los pasos de su tatarabuela en su visita a Egipto.

Un siglo después de que su antepasada recorriera las mismas rutas y se alojara en los mismos hoteles, la princesa Elisabeth, duquesa de Brabante, ha realizado una visita de trabajo a Egipto con su madre.

La reina Matilde y la princesa Elisabeth emprendieron una visita de tres días a Egipto para recrear el viaje realizado por la reina Elisabeth en 1923. La reina consorte belga era una apasionada de Egipto y contribuyó a sentar las bases de la egiptología en Bélgica. Hace cien años, su viaje a Egipto coincidió con la apertura de la tumba de Tutankamón.

En su primera entrevista oficial de trabajo, la Princesa Elisabeth compartió su admiración por su tatarabuela y declaró a los medios flamencos: "Era aventurera, le apasionaba Egipto, pero también la música. También estaba comprometida socialmente. Me gustaría ser como ella en el futuro".

La Corte Real belga compartió en su página web que la visita de la Reina Matilde y la Princesa Elisabeth "marcará el interés histórico de la familia real por el antiguo Egipto". En declaraciones a la prensa flamenca el último día de su viaje, la Reina Matilde declaró: "Mi marido y yo le presentamos el viaje a Elisabeth el año pasado y ella se entusiasmó de inmediato. Fue muy especial viajar con ella".

La visita de la madre y la hija reales también pretendía "destacar la experiencia belga en el campo de la egiptología" e incluía visitas a importantes yacimientos arqueológicos en los que trabajan equipos belgas.

En su primer día en Egipto, la familia real aterrizó en El Cairo y visitó una exposición sobre la reina Isabel en el Palacio Empain. En las redes sociales, el Palacio Real belga lo calificó de "la introducción perfecta al resto de su viaje, que pondrá de relieve la pasión de la Reina Isabel por Egipto y las excavaciones arqueológicas belgas en el país".

La Reina Matilde y la Princesa Elisabeth visitaron los yacimientos arqueológicos de El Kab y Shaykh Abd-al-Qurna el segundo día de su viaje, para conocer cómo los estudiantes e investigadores belgas han contribuido a profundizar en el estudio del antiguo Egipto.

Los miembros de la realeza visitaron la tumba de Tutankamón y la "Ciudad Dorada Perdida de Luxor", descubierta en 2020. El último día visitaron el yacimiento arqueológico de Dayr al-Barsha.

Su visita se centró en varios aniversarios, entre ellos "el 200 aniversario del desciframiento de los jeroglíficos por Jean-François Champollion, los centenarios del descubrimiento de la tumba de Tutankamón y de su visita por la reina Isabel, el 125 aniversario de la aparición de la egiptología belga y el 75 aniversario de la muerte del egiptólogo belga Jean Capart", todos ellos celebrados en 2022 o 2023.

 

Video del día

Mark Rutte sustituirá a Jens Stoltenberg al frente de la OTAN
Comentarios