Mónaco

El Príncipe Alberto de Mónaco emprende una conmovedora gira por Italia

El viaje le ha llevado del sur al norte tras las huellas de sus antepasados

Alberto de Mónaco
photo_camera Alberto de Mónaco

Su visita comenzó en Apulia, una de las regiones más meridionales de Italia, donde se gestó parte de la historia de la familia Grimaldi. La primera parada fue la pequeña ciudad de Terlizzi, que, según los registros de la ciudad, es un "lugar histórico para la familia Grimaldi de Mónaco".

A continuación se dirigió a Trani, donde se le hizo una visita a la famosa catedral de San Nicolás Peregrino. San Nicolás es el patrón de Bari y de muchas pequeñas comunidades de Puglia. 

La siguiente parada fue Canosa, uno de los lugares más emblemáticos de Puglia, famoso en todo el mundo tanto por su inmenso patrimonio arqueológico (parte del cual ha llegado al Museo Británico y se encuentra actualmente en la institución) como por su emblemática cocina. 

También en Puglia se hizo la parada de Andria para visitar el Castel del Monte, patrimonio mundial de la UNESCO desde 1996. Italia es el país con mayor número de dichos lugares, y representan uno de los principales atractivos turísticos de todo el país. 

La última parada en el sur fue el Castillo de Garagnone, situado en la provincia de Spinazzola. Se le conoce como el "castillo invisible" porque un terremoto en 1731 lo destruyó por completo, dejando sólo algunas ruinas visibles en la actualidad. 

A continuación, el Príncipe Alberto se trasladó al norte con una visita a Génova, cuna de la familia Grimaldi. En la capital de Liguria, el Príncipe Soberano inauguró EuroFlora, una exposición dedicada a las flores y las plantas, antes de asistir a algunos compromisos relacionados con la salud. 

Su Alteza Serenísima visitó el Hospital Pediátrico Giannina Gaslini, donde se reunió con médicos, enfermeras y miembros del personal, antes de visitar la Casa Roja de la Fundación Gaslini, un espacio inaugurado en 2021 con 11 mini hogares dedicados a acoger a los pacientes del Hospital Gaslini y a sus familias. 

A continuación, el Príncipe realizó una visita privada a la Villa del Príncipe, que sigue perteneciendo a los herederos de la familia noble Doria-Pamphilj y está abierta como museo. 

La última parada fue el Palacio Ducal, donde el Príncipe Alberto asistió a la cuarta edición de la Fiesta de la Bandera, un evento que celebra la bandera histórica de la ciudad, antes de recibir la ciudadanía de honor de Génova de manos del alcalde, el Sr. Marco Bucci. 

La gira fue corta, sólo los tres días del 20 al 23 de abril, pero estuvo cargada de significado, ya que tocó muchos lugares que tienen estrechos vínculos con la actual familia reinante de Mónaco. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?