Felipe VI se acerca a Elena y Cristina con la invitación a la celebración tras la jura de Leonor

Juan Carlos I no asistirá al acto en el Congreso para no quitar protagonismo a la heredera, pero sí estará en la reunión familiar en El Pardo

La Princesa de Asturias, durante su periodo de instrucción en la Academia General Militar de Zaragoza. Foto: Casa Real.
La Princesa de Asturias, durante su periodo de instrucción en la Academia General Militar de Zaragoza. Foto: Casa Real.
  1. Sin permiso 
  2. 40º aniversario de la Constitución
  3. Cautela en Zarzuela 
  4. Acto austero
  5. Celebración familiar y privada
  6. Acercamiento con Elena y Cristina
  7. No habrá instrucciones
Zarzuela autoriza un viaje de Juan Carlos I a España con la condición de que no sea a Sanxenxo.
Zarzuela autoriza un viaje de Juan Carlos I a España con la condición de que no sea a Sanxenxo.

La heredera, princesa Leonor, jurará la Constitución el mismo día en que alcance la mayoría edad, los 18 años, tal como establecer la propia Carta Magna, y La Zarzuela se encuentra ultimando los detalles para el acto solemne en las Cortes el próximo 31 de octubre.

La propia Casa del Rey confirmó el viernes la celebración de la sesión plenaria de Congreso y Senado en la que se producirá la jura. En el acto no estará presente Juan Carlos I, que sí ha sido invitado a una celebración familiar posterior en el Palacio de El Pardo. 

Uno de los objetivos la ausencia es no restar protagonismo a su nieta. “Hay miedo de que eclipse la figura de Leonor, que ese día será la gran protagonista -aseguran fuentes cercanas a La Zarzuela-. Hay que evitar cualquier tipo de situación mediática que le quite protagonismo”. 

Sin permiso 

De esta manera, el emérito no ha conseguido que le ‘permitan’ asistir al acto en el Congreso, algo que había solicitado repetidamente. 

Don Juan Carlos argumentó ante Zarzuela que su padre, don Juan de Borbón, estuvo presente en la ceremonia de juramento del entonces príncipe Felipe, pero sus razones no han sido suficientes.

La fecha del 31 de octubre, que ya se esperaba puesto que el adelanto electoral ha hecho que las Cortes no estén en funciones en esa fecha, fue acordada en la reunión mantenida este jueves a iniciativa de la presidenta del Congreso, Francina Armengol, y en la que estuvieron el presidente del Senado, Pedro Rollán, así como representación del Gobierno y de la Casa del Rey.

40º aniversario de la Constitución

En diciembre de 2018, el rey emérito estuvo presente en el Congreso, junto a su hijo, Felipe VI, en la celebración del 40º aniversario de la Constitución organizada por las Cortes, y tuvo allí una posición preferente en el hemiciclo.

Ocupó asiento al pie de la tribuna, junto a los ex presidentes del Gobierno (Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy), y con los tres ponentes de la Constitución vivos (Miquel Roca Junyent, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón y José Pedro Pérez-Llorca). 

Desde el estrado, Felipe VI pronunció un discurso en el que incidió en el revulsivo en todos los ámbitos que ha supuesto la Constitución para España.

 

Cautela en Zarzuela 

Tal como apuntó MC, Felipe VI se mostró confiado respecto a que la jura de la Constitución por parte de Leonor pudiera celebrarse el día que cumple 18 años, es decir, el 31 de octubre, a pesar de la actual coyuntura política, aunque previsiblemente entonces todavía no habrá nuevo Gobierno.  

“No hay motivo para que no se pueda llevar a cabo la jura o promesa de Leonor el próximo 31 de octubre -comentó el monarca-. Se forme o no Gobierno, ella jurará ante las Cortes”. 

La investidura de Núñez Feijóo, fijada para el próximo martes, 26 de septiembre, previsiblemente no saldrá adelante, y Pedro Sánchez ha comunicado que lo intentará en la tercera semana de octubre. 

Acto austero

Con toda esta vorágine política, Felipe VI se ha planteado que la celebración del acto sea “austero” y centrado en su hija, sin el foco puesto en la asistencia de don Juan Carlos.

Tras el acto protocolario ante las Cortes, marcado por la Constitución, la princesa Leonor recibirá el Collar de la Orden de Carlos III en una ceremonia en el Palacio Real en presencia de los poderes del Estado, al igual que ocurrió en su día cuando el entonces príncipe Felipe juró la Carta Magna. 

Celebración familiar y privada

A la ceremonia seguirá un almuerzo con una representación de las más altas autoridades del Estado.

La Casa del Rey ha informado de que, tras ambos actos institucionales, tendrá lugar una celebración familiar y de carácter privado a la que asistirán los reyes, la princesa de Asturias, la infanta Sofía, así como la familia de don Felipe y la de doña Letizia.

Acercamiento con Elena y Cristina

Teniendo en cuenta el día tan importante que vivirá la Familia Real como tal, con la jura de la heredera como protagonista, el rey ha querido acerca posturas con las infantas Elena y Cristina mediante esa invitación a la reunión familiar.

Para don Felipe también era importante recuperar la relación con sus hermanas. En los últimos meses ha sido distante, casi inexistente. Esa distancia se materializó con su ausencia en Palma. Elena se trasladó de vacaciones a Cantabria, y Cristina a Grecia.

Entonces, las advertencias de Felipe VI a su madre, la reina Sofía, para no coincidir con sus hermanas en Marivent surtieron efecto. Así, en verano volvió a visibilizarse la distancia que existe entre los hijos de los reyes eméritos desde que el jefe del Estado decidiera excluir de la Familia Real a las infantas Elena y Cristina.

No habrá instrucciones

Fuentes cercanas a La Zarzuela han asegurado a este diario que don Juan Carlos I llegará a Sanxenxo el próximo lunes 25 de septiembre y que tres días más tarde Felipe VI inaugurará el Foro La Toja, como es habitual, pero no habrá encuentro, ya que ambos lugares encuentran a 15 kilómetros de distancia. 

La nueva presencia en tierras gallegas ya no preocupa a La Zarzuela, por lo que, según ha sabido Monarquía Confidencial, esta vez no van a trasladarle instrucciones previas, como sí se hizo en el pasado. 

El motivo es que el comportamiento que ha mantenido el rey emérito en las últimas comparecencias públicas, tanto en Sanxenxo como en Wight, muestran que ha asumido la necesidad de actuar con discreción, sin declaraciones ni actuaciones llamativas.

En los últimos meses, los españoles y en concreto los lilainos, los habitantes de Sanxenxo, se han acostumbrado a ver con bastante asiduidad a Juan Carlos I navegando por la costa. 

En varias ocasiones acompañado de su hija, la infanta Elena, pero más frecuentemente de su amigo Pedro Campos, en su coche, sin mediar palabra con los medios y limitándose a saludar con la mano. 

Las vacaciones de las infantas Cristina y Elena. EUROPA PRESS.
Las vacaciones de las infantas Cristina y Elena. EUROPA PRESS.

Video del día

La ruptura de Podemos y Sumar complica aún más al PSOE la legislatura
Portada
Comentarios
Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato