España

Se cumplen 15 años del cese temporal de la convivencia matrimonial entre la Infanta Elena y Jaime de Marichalar

La Casa Real tuvo "miedo" a las opiniones y críticas que se vertieran contra la primogénita de Juan Carlos I

La Infanta Elena y Jaime de Marichalar el día de su boda
photo_camera La Infanta Elena y Jaime de Marichalar el día de su boda

 El 18 de marzo de 1995 Casa Real se vestía de blanco para celebrar el compromiso de la hija mayor de los, por entonces, Reyes de España: Don Juan Carlos I y Doña Sofía. La Infanta Elena daba el 'Sí, quiero' al que pensaba que sería el gran amor de su vida, Don Jaime de Marichalar. Ambos formaron un matrimonio lleno de amor que... desgraciadamente, duró pocos años y que terminó en fracaso.

Durante sus años de amor, los dos tortolitos tuvieron dos hijos: Froilán yVictoria Federica, quienes han sido protagonistas de muchas polémicas que han sido mediáticas por haber tenido desencuentros en la vía pública o por llevar una vida social sin limitación que es de lo más criticada por el resto de jóvenes... pero, los dos jóvenes han sabido querer a sus padres a pesar de tomar caminos por separados.

Aunque recientemente ha trascendido un posible distanciamiento entre la Infanta Elena y su hija Victoria, lo cierto es que durante todos estos años hemos visto como tanto la joven como su hermano Froilán mantienen una buena relación con sus progenitores. Han sido muchas las ocasiones en las que les hemos visto compartiendo aficiones, deportes o conciertos.

Este domingo 13 de noviembre, se han cumplido 15 años del cese temporal de la convivencia matrimonial de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar. El 13 de noviembre de 2007 se hacía pública esta noticia que, por muchos rumores que hubiese, no se esperaba y que sorprendía a todos los españoles ya que se trataba de un divorcio dentro de una Casa Real.

Cabe recordar que lo que más le preocupaba a los monarcas por aquel entonces era cómo manejar públicamente el divorcio de su hija con Don Jaime de Marichalar, de ahí a que utilizaran la expresión 'cese temporal de la convivencia matrimonial' en vez de hablar de un divorcio en toda regla como el paso de los años ha confirmado.

Una situación nueva para la Casa Real -que se ha repetido con la Infanta Cristina- que les ponía a los pies de los caballos por ser susceptibles de las opiniones y las críticas a las que están expuestos.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?