El confidente de la corte

El testigo “regio” del 1-O que no puede comparecer

Felipe VI, en su discurso tras el referéndum ilegal del 1-O.
photo_cameraFelipe VI, en su discurso tras el referéndum ilegal del 1-O.

Ayer comenzó el juicio por el 1-O en el Tribunal Supremo, uno de los más relevantes de la historia reciente de España, contra nueve ex consejeros de la Generalitat, la ex presidenta del Parlament, Carme Forcadell y los líderes de la ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cruixat.

A la vista serán citados un total de 511 testigos. Entre los considerados “clave” para el proceso judicial, los acusados han reiterado su petición de que el rey Felipe VI aparezca para testificar. Ya en el mes de enero, al conocerse la fecha del proceso judicial, los acusados por los eventos ocurridos durante el 1 de octubre de 2017 pidieron que el rey acudiese en calidad de testigo.

Fuentes consultadas por este periódico sostienen que la aparición del rey en el juicio del “procés” supondría “una contradicción”: la Justicia en España se imparte en el nombre del rey. Como consecuencia, éste no puede someterse a una autoridad judicial que imparte Justicia en su nombre, como ya explicó este digital.

Las mismas fuentes desaconsejan que el rey entre en “el juego judicial” del 1-O, ya que su presencia serviría solamente para “encenagar” más el asunto y el rey estaría “sometido a un escrutinio” que supondría un “desprestigio de la Corona”.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes