España

“Ojalá que el rey Juan Carlos coja los mandos de barco cuanto antes. En Sanxenxo le echamos mucho de menos”

Con el monarca emérito a la caña, fuentes próximas al Bribón 500 creen que el equipo saldría muy reforzado en los campeonatos

Don Juan Carlos, a bordo del Bribón
photo_camera Don Juan Carlos, a bordo del Bribón

El pasado domingo, en la ría de Pontevedra, se celebró una nueva regata de la Copa de España – Trofeo Xacobeo de embarcaciones de seis metros. El Bribón 500 volvió a anotarse en la división de clásicos una nueva victoria en el casillero; ya son seis de seis en lo que va de circuito. El triunfo, sin embargo, tuvo un cierto deje melancólico, dado que entre la tripulación del barco faltaba su piloto más conocido: el rey Juan Carlos I.

Últimas noticias


Ojalá que don Juan Carlos coja los mandos de barco cuanto antes. En Sanxenxo le echamos mucho de menos”, señalan fuentes muy próximas al Bribón 500, que incluso se atreven a proponer una fecha para su regreso: “el próximo mes de septiembre se celebrará en el Real Club Náutico de Sanxenxo (RCNS) el Campeonato de Europa de la clase, por lo que sería fantástico que para entonces pudiera estar aquí. Aunque imagino que necesitará coger cierta forma antes de comenzar la competición; lo ideal sería que estuviere por aquí en julio. Cuanto antes, mejor”.

La misma voz autorizada del club pontevedrés explica cómo funciona la dinámica de navegación cuando el rey emérito está a la caña del barco: “El Rey es el patrón, que no el dueño. El dueño es José Cusí. Cuando el rey no está, el patrón es Pedro Campos, y cuando don Juan Carlos está a la caña, entonces Pedro Campos es el técnico”. La tripulación la componen un equipo de cinco personas, más dos o tres técnicos de mantenimiento, que están en tierra”.

Experiencia y profesionalidad 

Las victorias que protagoniza el Bribón 500, según la citada fuente, no son resultado del azar. “Hablamos de un equipo muy potente, muy profesional. Si falta una persona, se le sustituye. Dicho esto, el rey Juan Carlos lleva navegando desde niño. Lo aprendió de su padre y ha tenido los mejores profesores. El hecho cierto es que sabe navegar muy bien. Tiene experiencia y profesionalidad”.

La misma voz autorizada describe así como es navegar con un monarca: “Cuando está de patrón, le tratamos con un plus de respeto por ser quien es, como es lógico. Pero al final esto es una competición, y aquí el rey Juan Carlos lo clava: sabe navegar, sabe coger toda la información, sabe delegar. Cada regata es una lucha, un desafío. Sin trampa ni cartón. Y el rey se deja asesorar para lograr lo único importante en una competición: ir tan rápido como sea posible. Y ganamos”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?