España

Felipe y Letizia se dan un baño de masas en su visita a Las Hurdes extremeñas

Quisieron conmemorar el centenario de la visita de Alfonso XIII en 1922

Dos días después de asombrar al mundo al lucir abdominales con un comentadísimo vestido fucsia estilo 'cut-out', la reina Letizia ha reaparecido con Felipe VI en un acto muy especial, una visita oficial a la comarca de Las Hurdes extremeñas para conmemorar el centenario de la visita que Alfonso XIII - bisabuelo del monarca - hizo a la zona en 1922.

Con tal motivo, este jueves hemos visto a sus Majestades recorriendo Pinofranqueado, donde se han dado un baño de masas, recibiendo el cariño del pueblo que no ha dudado en lanzarse a las calles para ver de cerca a los Reyes. Cercanos y cariñosos, Don Felipe y Doña Letizia han dado un tranquilo paseo por la localidad, seguidos de decenas de personas como si de una procesión se tratara y acompañados por unos niños vestidos con el traje regional.

Demostrando una vez más su sencillez, la Reina ha firmado autógrafos a los representantes de una banda musical municipal, además de mostrar su lado más maternal charlando cariñosamente con varios pequeños que representaron un espectáculo de danza en su honor.

En cuanto a su look, Doña Letizia ha dado la bienvenida al verano, luciendo un estilismo de lo más veraniego con el que ha presumido de brazos musculados y torneados después de su última aparición en Valencia, en la que como ya hemos comentado, sus abdominales causaron sensación.

Sin embargo, dejando a un lado su faceta más 'arriesgada' y 'atrevida', la Reina ha apostado por un outfit ultrafemenino y muy favorecedor con prendas que ha rescatado de su vestidor. Una falda midi de vuelo con un delicado estampado floral sobre fondo blanco de la firma Sweet Matitos - que lució durante su viaje a República Dominicana en 2018 - y una blusa sin mangas en color verde de Carolina Herrera en la que destaca una maxi lazada al cuello, que le hemos visto en numerosas ocasiones desde que la estrenó allá por 2011.

Con la melena suelta, Doña Letizia ha completado su estilismo con unos discretos pendientes de aro dorados y su calzado favorito en cuanto suben las temperaturas, unas alpargatas de cuña en color beige con las que ha caminado cómodamente por la zona de Las Hurdes.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?