España

Las no bodas de plata de Cristina e Iñaki Urdangarín: lo “celebran” por separado

La infanta está ayudando económicamente al ex duque de Palma, a pesar de que el proceso de divorcio sigue en marcha

Iñaki Urdangarin y sus hijos en Bidart en 2021.Europa Press
photo_camera Iñaki Urdangarin y sus hijos en Bidart en 2021.Europa Press

El proceso de distanciamiento entre la infanta Cristina y todavía marido, Iñaki Urdangarín, continúa, y una de las manifestaciones es que han recordado por separado lo que serían sus bodas de plata. La hermana de rey, en un primer momento, anunció una “interrupción de la relación matrimonial”, para posteriormente, iniciar los trámites de divorcio. 

Según fuentes consultadas por Monarquía Confidencial, la situación que atraviesa todavía el matrimonio mantiene en vilo a Urdangarin, ya que económicamente no atraviesa su mejor momento, hasta el punto de que en gran medida depende de Cristina para subsistir.

Se atribuye a esa circunstancia el hecho de que siga manteniendo una relación cordial con la madre de sus hijos, aunque sentimentalmente haya rehecho su vida con su ex compañera de trabajo, Ainhoa Armentia, con la que ya podría haberse ido a vivir. 

Vacaciones pagadas

El ex duque de Palma se ha desplazado durante todo el verano por distintas localidades españolas y francesas, y también ha tenido tiempo de viajar a Ginebra, al parecer a costa de la infanta Cristina, que, según las fuentes consultadas, no desea dejar caer al padre de sus cuatro hijos.

Esas fuentes aseguran que la infanta Cristina quiere evitar a toda costa la “ruina” de su ex marido, y por tanto, la repercusión mediática que podría tener. Por ese motivo, habría decidido ayudarle en la manutención.

Según Pilar Eyre, “es probable que le esté ayudando económicamente", y seguramente "los billetes de avión para ir a Ginebra a ver a Irene o el viaje de vacaciones a Formentera" con sus hijos "los haya pagado la infanta Cristina de su bolsillo”.

Relación con sus hijos 

La infanta Cristina, según las fuentes consultadas, tiene el apoyo de sus cuatro hijos. Lo que sí es cierto los mayores, Juan Valentín y Pablo Nicolás, no quieren enfrentarse a su padre, pero tampoco están dispuestos a que se creen bandos y por ende un conflicto familiar mayor. 

También por ese motivo, desde que se destapara el affaire de su marido la infanta Cristina ha decidido encarar su nueva vida muy cerca de sus hijos y atenta a que continúen su formación, que es intachable. 

Arropada por don Juan Carlos y su hermana

Cabe recordar que, las fotos de la revista Lecturas destaparon este romance junto a la joven vasca en las playas de Bidart, un lugar que habitualmente había sido escenario de los veranos de Iñaki y la infanta, como también lo ha sido este verano por imposición de Cristina de Borbón, que se presentó allí por sorpresa. 

Tras el escándalo, don Juan Carlos, en compañía de su hija, la infanta Elena, decidieron viajar a Ginebra para reunirse con Cristina y establecer unos pasos a seguir sobre el divorcio de la infanta Cristina con Urdangarín. 

Fue una reunión familiar donde se trazaron unas directrices concretas de los pasos futuros a seguir para no hacer peligrar, entre otras cosas, el patrimonio. 

Elena, sobrepasada

Como ya adelantamos en este diario, al parecer, Elena se siente sobrepasada por las constantes preguntas de los periodistas acerca de la situación matrimonial de Cristina y Urdangarin. 

Incluso se habría visto en la obligación de tener una conversación con su hermana para instarle a que frenara a Urdangarín, y así ahorrarse el “acoso mediático” que dice sufrir. Sin embargo, por el momento, sus peticiones no han tenido éxito, ya que su ex cuñado no se esconde y se muestra en público con Armentia.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?