España

La infanta Elena atraviesa un momento difícil por su hija y por las diferencias con Cristina

La hermana de Felipe VI quiere desligarse todo lo posible de los escándalos matrimoniales de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin

La infanta Elena en un concurso de salto en Sevilla.
photo_camera LA INFANTA ELENA EN UN CONCURSO DE SALTO EN SEVILLA

La infanta Elena acudió el sábado, 24 de septiembre, a un concurso de salto que tuvo lugar en Sevilla, en el que participó también su inseparable amigo Luis Astolfi. Era su primera aparición pública tras la operación quirúrgica a la que se tuvo que someter su hija, Victoria Federica por una peritonitis, y el motivo inmediato fue su afición por los caballos.

La hija mayor de don Juan Carlos y doña Sofía atraviesa un momento de dificultad, por la preocupación que ha tenido debido al estado de su hija.

El sábado mostró claramente su malestar por que los medios de comunicación estuvieran presentes en la Hípica, y dejó ver su enfado cuanto, al recibir una enhorabuena, de parte de algunos profesionales, por haber participado en el concurso, respondió abruptamente: “¿Me puede dejar ya por favor?”.

Se ha cansado

Según las fuentes consultadas por Monarquía Confidencial, la infanta Elena se ha cansado igualmente del affaire de su hermana Cristina e Iñaki Urdangarín y de que le pregunten a ella por esa cuestiones. 

El sábado no quería ni oír hablar de las últimas fotografías de Iñaki Urdangarin con Ainhoa Armentia. En un primer momento levantó la mano en señal de indiferencia, pero a continuación se mostró muy enfadada cuando escuchó que una reportera se dirigía llamándole, de forma coloquial, solo con su nombre, Elena, y le exigió que utilizara el 'Doña': “Doña Elena por favor, ¿vale?”.

Es una actitud que hacía tiempo que no se veía en la hermana del rey Felipe VI, que en los últimos años se ha mostrado discreta, y que, cuando salían a colación las polémicas de su padre, guardaba silencio. En ningún caso había descargado su enfado con los medios de comunicación.

Diferencias con su hermana Cristina 

Las fuentes consultadas, que hablan de un momento difícil para la infanta Elena, apuntan como otro factor el hecho de que han surgido diferencias con su hermana Cristina, con la que en los últimos tiempos se había mostrado muy unida. 

Al parecer, ya no es así, porque Elena se siente sobrepasada por las constantes preguntas de los periodistas acerca de la situación matrimonial de Cristina y Urdangarin. 

Incluso se habría visto en la obligación de tener una conversación con su hermana para instarle a que frenara a Urdangarín, y así ahorrarse el “acoso mediático” que dice sufrir. 

Urdangarín y su compañera de trabajo

Cabe recordar que Iñaki Urdangarin mantiene en la actualidad un noviazgo con Ainhoa Armentia. Una historia de amor que se fraguó en el despacho de abogados de Vitoria en el que el ex duque prestaba sus servicios tras salir de la prisión abulense de Brieva. 

Las fotos de la revista Lecturas destaparon este romance junto a la joven vasca en las playas de Bidart, un lugar que habitualmente había sido escenario de los veranos de Iñaki y la infanta, como también lo ha sido este verano por imposición de Cristina de Borbón, que se presentó allí por sorpresa. 

Tras el escándalo, la hija de don Juan Carlos publicó un comunicado anunciando su intención de “interrumpir su relación matrimonial”, como en su día hizo también la infanta Elena con Jaime de Marichalar. 

A estas alturas, la infanta Cristina estaría ya ultimando los detalles de su divorcio con Urdangarin de “forma amistosa”. 

Reunión con su padre, don Juan Carlos

Recientemente, la infanta Elena se trasladó a Ginebra para reunirse con su padre, Juan Carlos I, con el objetivo de establecer unos parámetros públicos sobre el divorcio de la infanta Cristina con Urdangarín. 

Se les vio llegar juntos al hotel 'Four Seasons Des Bergues', donde don Juan Carlos pernoctó, mientras que Elena en cambio decidió coger un vuelo de vuelta a Madrid a medianoche. 

Según pudo confirmar este diario, la infanta Cristina acudió a esa reunión familiar, en la que hablaron de la situación que atraviesa la familia y también la institución.

Un carácter complicado 

Es conocido que la infanta Elena tiene un carácter muy complicado y cambiante. En ocasiones se ha manifestado en forma de imperativos, broncas e insultos, que suelen verse tapados por la sonrisa que generalmente muestra cuando aparece en actos oficiales. 

En 2019, la revista Vanity Fair publicó que Elena, un buen día, mientras iba en coche, decidió echar la bronca a su escolta porque, sin preguntar, le cambió la emisora de radio que estaba escuchando.

Suele decirse que Elena es la más parecida en carácter a su padre, sobre todo, en las salidas abruptas públicas. En el caso del rey emérito se definían como ‘los prontos Borbón’.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?