Opinión

INTERESANTE EXPOSICIÓN EN PARÍS

Este magnífico conjunto de joyas se salvó del saqueo y del incendio de las Tullerías en 1871 y fue cedido al Estado francés en 1979 por S.A.I. el Príncipe Napoleón, Jefe de la Casa Imperial de Francia, y conservado desde entonces en el Castillo de Compiègne. Desde las insignias de La Jarretera, otorgada en 1855 a Napoleón III por la Reina Victoria,  a las de la Orden rusa de San Andrés (cuya concesión comportaba en lote la de las restantes órdenes zaristas principales), pasando por la bávara de San Uberto con diamantes y un Toisón guarnecido de zafiros; el collar del Toisón, como era preceptivo, fue devuelto por la Emperatriz Viuda, varios años después de fallecido el monarca, pues Eugenia quiso reintegrarlo a Alfonso XII tras la restauración en 1874. Es de subrayar el emotivo recuerdo del heroísmo del Heredero frustrado, el Príncipe Luis representado en la medalla que en 1879 le concedió a título póstumo el Imperio británico y que conservó su madre, la que siempre le llamó Lulú. Las visitas se realizan de miércoles a domingo, de  13:00 a 18:00, con entrada libre y recordamos que el museo permanece cerrado durante la festividad el Primero de Mayo. Lugar: Musée de la Légion d'Honneur et des Ordres de la chevalerie 2  rue de la Légion-d?honneur, 75007 PARIS

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable