La nobleza

La Orden de Caballería de Alfonso XIII entroniza a su Virgen Patrona en Granada

Adquirió en 2019 la talla de Santa María de los Torneos. En el acto se exhibió el Toisón de Oro personal del bisabuelo de Felipe VI

Fotografías:  © Iuliana Dragoi.
photo_camera Fotografías:  © Iuliana Dragoi.

La Orden Militar de Caballería de Alfonso XIII celebró en Granada el acto de sacralización y proclamación como patrona principal de la orden de Santa María de los Torneos, cuya talla fue adquirida en 2019.

El acto tuvo lugar en la Basílica Pontificia de San Juan de Dios de Granada, el 18 de junio. Como se ha indicado, la orden compró en 2019 la imagen de la Virgen: una de las denominadas Vírgenes Negras europeas, que en tiempos remotos se titulaba bajo las advocaciones de Nuestra Señora de Sion y posteriormente Virgen del Oro.

Posteriormente los responsables de la orden decidieron que adoptara un nuevo nombre y advocación, un título “milenario”: Nuestra Señora Santa María de los Torneos, “vacante ese nombre medieval en el Reino de España desde el año 1013”, según la orden. Nuestra Señora Santa María de los Torneos vendría a significar “de los juicios del valor de los caballeros, de los juicios de fe, y de los Juicios Supremos de Dios” según las tesis de Ramón Menéndez Pidal, Bernardino de Pantorba, Fray Diego de Jesús Carmelita y José Balcázar y Sabariegos.

La imagen de la patrona de la Orden Militar de Caballería de Alfonso XIII fue trasladada desde su capilla maestral en Ciudad Real hasta Granada, siendo custodiada y preservada en el interior de su arca de traslación, con todas las medidas de seguridad.

Una vez en la Basílica Pontificia de San Juan de Dios, a los pies de la talla de la Virgen se colocaron una de las espadas históricas de la ciudad de Troyes, cruzada junto al bastón de mando y fajín de capitán general del rey Alfonso XIII, y sobre estos, el solideo de San Juan Pablo II.

Fotografías:  © Iuliana Dragoi.

A los pies del catafalco y trono de la virgen se dispusieron condecoraciones, anillos pastorales y pectorales episcopales. Destacó la presencia del Toisón de Oro personal de Alfonso XIII.

Fotografías:  © Iuliana Dragoi.

Fotografías:  © Iuliana Dragoi.

A la derecha se podía ver la bandera de España, y a la izquierda el Pendón Mayor de la Soberana Orden Militar de Caballería de Alfonso XIII, que se estrenaba en esa ceremonia.

Fotografías:  © Iuliana Dragoi.

La ceremonia contó con la presencia de los miembros del Real Consejo de la Soberana e Imperial e Ínclita Orden Militar de Caballería de Alfonso XIII, con mantos-hábitos capitulares: el gran maestre y mariscal general, Frey José Liberto López de la Franca y Gallego, acompañado por el vice mariscal general, Frey Jorge L. Alió y Sanz, Gran-Canciller y Gobernador del Sacro Colegio de Caballería, Protodecano Maestral; y el vice mariscal general Frey Xulio-César González y Álvarez, Gran-Canciller, Gobernador del Real Consejo y Trecenazgo, Protodecano Maestral y Presidente del Tribunal de la Orden;  Frey Enrique-Rafael Salinas y Cuadrado, Pro Lugarteniente Segundo y Vice Canciller-Secretario de Cámara y Gobierno, Protonotario Maestral y Prefecto-Maestro de Ceremonias y Rúbricas de Sacro Colegio de Caballería; y María López Iglesias, madrina del acto.

Participaron también el padrino de la de la consagración y del acto Luis Marcell Ricart, la camarera principal de la patrona y asistente de cámara maestral, Ana Sánchez-Herrera y Triguero, la camarera auxiliar de la Virgen y asistente de cámara maestral, Chantal Noel Dumont.  Acompañaban en la comitiva Ramzi Jamil Ala, arquiatra maestral, y Fernando Fernández de Córdoba y Serrano de Contreras, decano del Colegio Académico del Real Instituto Alfonso XIII. 

DSC_1087

Al acto de la Orden de Caballería de Alfonso XIII asistieron autoridades como el capitán de la Guardia Civil Francisco Rodríguez Palma, en representación del coronel jefe de la Comandancia de Granada, la diputada de Vox, Cristina Alejandra Jiménez Jiménez, así como otras representaciones gremiales y estamentales.

Fotografías:  © Iuliana Dragoi.

Asistieron a la función devotos, mecenas, académicos, cofrades, miembros de los cuerpos de Seguridad del Estado, así como los caballeros y damas del Santo Sepulcro de San Juan de Dios, a la cabeza de su Gran Maestre, junto con su Canciller.

La ceremonia litúrgica fue oficiada por Juan José Hernández Torres, O.H., Pro Capellán Mayor de la Soberana Orden Militar de Alfonso XIII y concelebrada por el Vice Capellán Mayor y Mayordomo del Sacro Camarín de Nuestra Señora Santa María de los Torneos, Juan Carlos Córdoba y Ramos.

La madrina del acto elevó petición en nombre de la orden militar de caballería, para que el Pro Capellán Mayor de la Orden se dignara proceder a la sacralización y proclamación como Patrona Principal, así como a la preconización de sus nuevos títulos y erección de su nueva advocación. El celebrante principal preguntó a los padrinos si ostentaban las Letras Maestrales, y ordenó fueran mostradas a las autoridades presentes y al Sacro Colegio de Caballería e invitó inmediatamente a ser leídas las mismas por el gran maestre.

Tras el ceremonial propio y previo, el Rector de la Basílica, pronunció la fórmula para la unción, consagración, bendición, dedicación y entronización. El ministro celebrante ungió con Santo Crisma, la frente, su pecho, sus manos y los pies de la imagen de la Virgen Negra, y seguidamente procedió de igual modo con la imagen del Niño Jesús que tiene sobre su regazo.

DSC_1145DSC_1149Fotografías:  © Iuliana Dragoi.

DSC_1150

Tras ello, se ejecutó su consagración y bendición, envuelta la sagrada imagen por incienso y rociada por el agua bendita. Por último se culminó con la dedicación y entronización de la imagen como Principal Patrona, Fundadora, Abogada, Protectora, Custodia y Defensora, así como Gran Maestre Perpetua Honoraria y Mariscal General.

DSC_1192DSC_1154Fotografías:  © Iuliana Dragoi.Fotografías:  © Iuliana Dragoi.

La ceremonia se celebró según el ritual de origen oriental-latino, con una fórmula que no es usada desde el medievo, y no había vuelto a ser efectuada y celebrada con toda la solemnidad de la liturgia romana en España en muchos siglos.

b

Fotografías:  © Iuliana Dragoi.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes