España

Se cumplen 40 años del Incidente de Guernica durante la primera visita de Juan Carlos al País Vasco

Representantes de la izquierda abertzale increparon al monarca en un tenso encuentro, 17 días antes del fallido golpe de Tejero en el Congreso

Parlamentarios de la izquierda abertzale, con el puño en alto, interrumpen el discurso del Rey en Gernika, el 4 de febrero de 1981.
photo_camera Parlamentarios de la izquierda abertzale, con el puño en alto, interrumpen el discurso del Rey en Gernika, el 4 de febrero de 1981.

La primera visita de Juan Carlos I al País Vasco, realizada tres años después de la restauración de la democracia en España y que esta semana cumple su 40º aniversario, no fue precisamente un viaje tranquilo. La travesía del Emérito provocó una serie de acontecimientos conocidos como los Incidentes de la Casa de Juntas de Guernica de 1981.

La visita tuvo lugar el 4 de febrero. Durante el año anterior, la banda terrorista ETA había asesinado a un total de 93 personas, un récord macabro que se mantendría hasta el cese de su actividad armada en 2011 y su disolución final en 2018. Además, la visita coincidió con el secuestro del ingeniero José María Ryan, raptado por un comando una semana antes. La banda dio un plazo de siete días para demoler las obras de la central nuclear donde trabajaba para salvar su vida. El gobierno de Suárez, en sus últimos días, rechazó el chantaje y la banda lo asesinó, tan solo dos días después de la estancia de los Reyes en Gernica.

La visita de los monarcas era simbólica por otro motivo: el reconocimiento del Gobierno vasco, que daba sus primeros pasos hacia el autogobierno en un contexto político y social muy tenso. El paso de los reyes por la Casa de Juntas supuso un primer reconocimiento a estas instituciones históricas. En el momento de dar su discurso, tras las ponencias del lehendakari y del presidente del Parlamento Vasco, Juan Carlos I fue interrumpido por los cantos de varios políticos abertzales. Representantes de los partidos Batasuna y Laia cantaron el Eusko Gudariak, un himno de la izquierda nacionalista vasca.

Pese a que el resto de políticos trataron de acallarlos con aplausos al rey, que permanecía impasible ante los acontecimientos, el presidente del Parlamento reclamó a las fuerzas de seguridad que los expulsase de la Casa de Juntas. Los acontecimientos se produjeron 17 días antes del intento de golpe que el teniente coronel Antonio Tejero trató de perpetrar en el Congreso de los Diputados.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?