España

Juan Carlos I prescinde de su silla de ruedas en la capilla ardiente de Isabel II

El emérito llegaba apoyado en su bastón y del brazo del jefe de su escolta

Juan Carlos I y la reina Sofía llegando al palacio de Buckingham.
photo_camera Juan Carlos I y la reina Sofía llegando al palacio de Buckingham.

El rey Juan Carlos siempre se ha obsesionado porque nadie lo viera postrado sobre ruedas, pero sus dolencias, y su avanzada edad, son factores favorables para hacer uso de una silla. 

Según fuentes consultadas por Monarquía Confidencial, don Juan Carlos se negó a utilizar su silla de ruedas, con la que se maneja con frecuencia en Abu Dabi, en su viaje a Londres para asistir al funeral por Isabel II.

Tras su última aparición pública en Sanxenxo, Juan Carlos I se dejó ver junto a la reina Sofía y a otros representantes de otras casas reales en la capilla ardiente en Westminster. Esta vez, caminó con paso lento, apoyado en su bastón y del brazo de su jefe de escolta. 

Cabe destacar que el padre del rey ya disponía de una silla de ruedas cuando todavía residía en La Zarzuela, pero nunca llegó a usarla en público. 

13 Intervenciones

Lesiones cutáneas, intervenciones en la cadera y una operación de corazón son algunas de las cirugías a las que se ha sometido don Juan Carlos en los últimos años. 

Desde que de pequeño fue operado de apendicitis, ha pasado por el quirófano en otras 13 ocasiones. En 1981 fue operado por una fibrosis debida a una fisura en la pelvis y en 1985 fue intervenido en la rodilla derecha. Ambas fueron a causa de percances ocurridos mientras esquiaba. 

Más tarde, en 2010, tuvo que ser operado de un tumor benigno en el pulmón derecho. Al año siguiente, lo mismo en dos ocasiones. Una por romperse el tendón de Aquiles y otra para implantarle una prótesis en la rodilla derecha.

En 2012 fue la más polémica de todas. Mientras estaba cazando elefantes en Botsuana, el monarca sufrió una caída que le obligó a que le colocaran una prótesis en la cadera derecha. Ese mismo año tuvo que volver "al taller", como él mismo bromeó en alguna ocasión, para corregir una luxación en la misma cadera y otra para implantarle otra prótesis en izquierda. 

Don Juan Carlos en un aforo de archivo con su bastón. Europa Press.
Don Juan Carlos en una foto de archivo con su bastón. Europa Press.

En 2013 se sometió a su cuarta y quinta operación de cadera: en septiembre para atacar una infección en la prótesis y, más tarde, para reemplazarla de manera definitiva por otra. En el mismo año, le tuvieron que intervenir la columna por una hernia discal.

La última de todas, en abril de 2018, el monarca fue operado para corregir unas molestias de su prótesis en la rodilla derecha. 

Felipe VI y doña Letizia evitan, por el momento, la foto con el emérito 

Desde que se supiera que había confirmado su asistencia al funeral de Isabel II, que se celebra este lunes, la atención se centró en si habría una imagen de Felipe VI con su padre y, sobre todo, de la idoneidad de que la hubiera. Se confirmó que por cuestiones protocolarias ni compartirían asiento en la abadía de Westminster ni tampoco alojamiento, puesto que los reyes Felipe y Letizia se alojan en la embajada, y don Juan Carlos y doña Sofía lo hacen en el Hotel Claridge.

Así, y teniendo en cuenta que no será nada fácil tener una instantánea de padre e hijo juntos -una imagen que no se da desde enero de 2020, cuando tuvo lugar su último encuentro público-, sí se ha dado la ocasión con la reina Sofía, con la que Juan Carlos tampoco coincidía ante las cámaras desde febrero de 2020.

Fue el funeral de la infanta Pilar el escenario en el que se vio por última vez juntos a padre e hijo y el último adiós al empresario Plácido Arango lo que motivó a los eméritos a dejarse ver juntos ante las cámaras. Y será ahora otro funeral, el de Isabel II, el que permita ver de nuevo una imagen de unión. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?