España

El Gobierno se desmarca del coronel Nicolás Murga, amigo del emérito, “no es competencia de Defensa”

El ex militar está siendo investigado como presunto testaferro de don Juan Carlos

Juan Carlos I en el Congreso de los Diputados
photo_camera Juan Carlos I en el Congreso de los Diputados

Nicolás Murga Mendoza, coronel del Ejército del Aire ya retirado, siempre fue el hombre de confianza del rey emérito. El militar, desde que aterrizó en Zarzuela en 2007 como ayudante del campo del monarca, no se separó nunca de don Juan Carlos.

Tanto así, que la Fiscalía Anticorrupción puso a Murga Mendoza bajo su lupa... El militar pagó, presuntamente, diferentes pagos del emérito a través de tarjetas de crédito opacas.

Las black cards estaban a nombre del militar, pero el dinero procedía de un financiero mexicano también muy amigo de don Juan Carlos.

El diputado de EH Bildu, Jon Iñarritu García, preguntó al Gobierno si se iban a tomar medidas cautelares desde el Ministerio de Defensa contra el coronel del Ejército del Aire. Pero, para el Gobierno, este asunto ya no le compete.

Al estar Murga Mendoza retirado, “no corresponde al ámbito de competencias del Ministerio de Defensa”.

Según la Ley Orgánica 8/2014, de 4 de diciembre, aquellos militares que mantienen una relación de servicios profesionales con las Fuerzas Armadas están sujetos a una normativa que garantiza una serie de reglas de comportamiento de los militares que, “de acuerdo con la Constitución Española y el resto del ordenamiento jurídico, constituyen su código de conducta”.

Sin embargo, el Gobierno argumenta que los militares que estén retirados “quedan excluidos de tal sometimiento”. En otras palabras, los actos del coronel Murga Mendoza ya no compete al Ministerio de Defensa.

Un padre para Victoria Federica y Froilán

El militar, según asegura Vanity Fair, era como un padre para Victoria Federica y Felipe Froilán. Tenía muy buena relación con los hijos de la Infanta Elena, tanto así, que les daba consejos y se preocupaba mucho de sus estudios.

De hecho, el coronel iba a la Universidad de los sobrinos de Felipe VI para hablar con algunos de los profesores de Froilán.

Según publicó El Mundo, don Juan Carlos llegó a nombrarle albacea para que, si fallecía, se pudiera encargar de suministrar su patrimonio a la reina Sofía, a sus hijos y a sus nietos.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes