España

La reina Sofía confiesa su satisfacción por la “reconciliación” de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín

Ha asegurado a su entorno más cercano sentirse feliz, tras la polémica por las fotografías del ex duque de Palma con otra mujer

Doña Sofía en el Hotel Rosewood Villa Magna para presidir la reunión extraordinaria del Patronato de la Fundación Renal Íñigo Álvarez de Toledo
photo_camera Doña Sofía en el Hotel Rosewood Villa Magna para presidir la reunión extraordinaria del Patronato de la Fundación Renal Íñigo Álvarez de Toledo

Con Felipe VI todavía aislado por el positivo en Covid-19 que ha vuelto a dar en la prueba PCR que se le ha hecho una semana después de su contagio, la agenda de la Familia Real ha quedado en manos de la reina Letizia y de doña Sofía. Y si el martes veíamos a la reina ideal con un total look rojo, recibiendo en el Palacio de la Zarzuela a los máximos responsables de las principales cadenas de televisión públicas iberoamericanas, este jueves le ha tocado a la emérita, reaparecer de lo más sonriente tras desvelarse el reencuentro secreto que la Infanta Cristina tuvo con Iñaki Urdangarín el pasado fin de semana en Barcelona.

Una reunión inesperada

Un encuentro del que no existen imágenes, en el que también estuvieron presentes dos de los hijos de la expareja, Pablo e Irene Urdangarín, y del que apenas se ha filtrado ningún detalle, aunque cobra especial relevancia porque es la primera vez que Doña Cristina se reúne con su hijo Pablo Urdangarin tras el revuelo mediático que se formó. Según aseguran a MC, el ex duque de Palma estaría dispuesto a retomar su matrimonio con la infanta y dejar atrás su supuesto "affair" con su compañera de trabajo, Ainhoa Armentia. 

Según fuentes consultadas por Monarquía Confidencial, doña Sofía siente un profundo alivio al conocer que su hija, la infanta Cristina, y su yerno Iñaki Urdangarín pueden retomar su matrimonio. Así lo declara el entorno de la emérita. 

Aunque públicamente la madre de doña Cristina,  fiel a su discreción, ha preferido no pronunciarse a su llegada al Hotel Rosewood Villa Magna para presidir la reunión extraordinaria del Patronato de la Fundación Renal Íñigo Álvarez de Toledo con motivo de su 40º aniversario. Eso sí, ha llamado la atención su sonrisa, que refleja que la emérita está mucho más tranquila después de intentar sobrellevar ese incómodo momento. 

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable