España

Corinna Larsen confirma su ruptura con Mónaco y se traslada definitivamente a Londres

La empresaria abandona el domicilio donde asegura que fue investigada por los servicios de inteligencia españoles

Declaración por videoconferencia de Corinna Larsen en el juicio contra el comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo
photo_camera Declaración por videoconferencia de Corinna Larsen en el juicio contra el comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo

Corinna Larsen traslada definitivamente su domicilio fiscal a Reino Unido. La empresaria germano-danesa vinculada a Juan Carlos I durante las dos pasadas décadas ha optado por marcharse de la ciudad-estado de Mónaco para establecerse en Londres, donde ya residía y trabajaba habitualmente. Es también en la capital inglesa donde se encuentra su equipo de abogados. Allí fue donde declaró en el primer juicio contra el ex-comisario Villarejo, del que finalmente fue absuelto.

El testimonio de Larsen, realizado el pasado mes de enero, resultó clave. Durante su declaración, realizada en inglés y traducida por una intérprete jurada, acusó a Félix San Roldán, ex director del CNI, de viajar expresamente a Londres para reunirse con ella y amenazarla. "El rey me llamó para informarme de que Sanz Roldán iba a venir a Londres expresamente para reunirse conmigo", adujo Larsen. "No tenía opción a negarme (...) el rey Juan Carlos y el general Sanz Roldán siempre querían dejar constancia de que era el rey el que daba las órdenes de Sanz Roldán".

Larsen confirmó en el juicio las acusaciones del excomisario Villarejo, y aseguró que el ex director del CNI le había amenazado con no poder garantizar su seguridad física o la de sus hijos si no seguía sus instrucciones. Tras su declaración, el juez retiró esa misma mañana las denuncias por calumnias que Sanz Roldán había interpuesto a Villarejo por asegurar en una televisión extranjera que el ex-director había amenazado a la antigua protegida del rey. El excomisario, en libertad provisional desde hace semanas, ganaba así su primer litigio judicial.

Amenazas en Mónaco

La empresaria siempre ha sostenido que los servicios de inteligencia españoles, comandados entonces por Sanz Roldán, registraron concienzudamente su domicilio particular y oficina en Mónaco en busca de pruebas comprometedoras. “El general Roldán organizó una operación encubierta en la que mi hogar y oficina en Mónaco fueron ocupados por guardias armados de la empresa de seguridad Algiz de Mónaco. También se envió a un equipo del CNI español en repetidas ocasiones”, aseguró Larsen en una declaración jurada que presentó hace menos de un año en la notaría pública Cheeswrigths, situada en su nuevo hogar británico.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?