España

El CNI está revisando el teléfono móvil de Felipe VI para descartar posibles ataques

No detectó ninguna intrusión en la anterior revisión, pero con el estallido del caso Pegasus se le ha requerido el dispositivo para acreditar si ha sido espiado

Felipe VI y Pedro Sánchez
photo_camera Felipe VI y Pedro Sánchez

 

 

La revelación del espionaje con el programa Pegasus a Pedro Sánchez y Margarita Robles ha destapado una grave brecha de seguridad y ha encendido las alarmas de los máximos responsables de la inteligencia española. Ahora se está inspeccionando también el teléfono móvil del rey Felipe VI para comprobar si ha sido espiado.

Hay que recordar que hasta 14 jefes de Estado –incluidos el presidente de Francia, Emmanuel Macron; de Pakistán, Imran Khan; el Rey de Marruecos, Mohamed VI; y el premier de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa- habrían sido espiados mediante el sistema Pegasus, según fuentes de Amnistía Internacional.

Además, según reveló Washington Post, entre los espiados estarían también Barham Salih, de Irak; Mostafa Madbouly, de Egipto; Saad-Eddine El Ohtmani, que fue presidente del Gobierno de Marruecos; Saad Hariri, de Líbano; Ruhakana Rugunda, de Uganda, y Charles Michel, de Bélgica.

La lista contiene los números de teléfono de más de 600 altos cargos gubernamentales y políticos de 34 países. Se desconoce si en esa lista estaban incluidos Pedro Sánchez y Margarita Robles.

Ninguna intrusión en la anterior revisión

El descubrimiento del espionaje al presidente del Gobierno y a la ministra de Defensa se ha producido después de que el Centro Criptológico Nacional (CCN) -con apoyo de técnicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)-realizara un minucioso análisis forense de los dos móviles.

Para ello, ha sido necesario que Sánchez y Robles entregaran sus terminales durante un periodo de entre 24 y 36 horas, ya que las revisiones periódicas y rutinarias a las que se someten los teléfonos de los altos cargos no habían detectado nada.

A raíz de la publicación de la lista de más de 60 líderes independentistas catalanes y vascos que, según el grupo de expertos de la Universidad de Toronto (Canadá) denominado ‘Citizen Lab’, fueron infectados con el Pegasus se limitaron, sin embargo, a descargar la información de sus móviles en un documento, con asesoramiento técnico, y remitirla a los expertos.

Fue precisamente tras la difusión del informe de ‘Citizen Lab’, admiten fuentes gubernamentales, cuando el Ejecutivo decidió realizar una revisión exhaustiva de sus propios terminales. Por ahora, se siguen revisando los móviles de todos los miembros del Gobierno, para acreditar más ataques cibernéticos.

Inspeccionando el teléfono del rey

Por si esto fuera poco, altos cargos del Ejecutivo central admiten a Confidencial Digital que Presidencia ha dado orden en las últimas horas de iniciar una investigación para tratar de dilucidar lo ocurrido y aumentar las medidas de seguridad. Asume que el hecho de que los teléfonos del presidente y la ministra de Defensa hayan sido espiados sin que se detectara la intrusión durante casi un año supone una clara quiebra de la seguridad.

Según confirman a ECD fuentes de la inteligencia española, el dispositivo móvil que utiliza el rey Felipe VI también se encuentra en estos momentos en manos de técnicos informáticos del Centro Nacional de Inteligencia. Aseguran que no detectaron ninguna intrusión en la anterior revisión pero con el estallido del caso Pegasus se le ha requerido el teléfono para realizar más comprobaciones.

Según explican, es el Centro Criptológico Nacional, dependiente del CNI, el que está llevando a cabo estas tareas de inspección del aparato del monarca para rastrear posibles fallos de seguridaden el dispositivo, así como software malicioso que pueda haber sido utilizado para abrir una ‘puerta trasera’, como se denomina a los agujeros que permiten acceder a información del teléfono.

El propio ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, reconoció este martes que “una de las conclusiones a las que ha llegado el Gobierno es que hay que reforzar los sistemas de seguridad. Vamos a poner todo el conocimiento y capacidades del Gobierno central a disposición de gobiernos y parlamentos autonómicos”, explicó.

No utilizan teléfonos comunes

Hay que recordar que el Centro Criptológico Nacional es el organismo encargado de proteger las comunicaciones de los terminales móviles del presidente del Gobierno, del Jefe del Estado y de otras personalidades VIP de la Administración –como directores de cuerpos y fuerzas de seguridad o embajadores.

Para ello se utilizan complejos sistemas de encriptación y cifrado de datos, que imposibilitan o dificultan su lectura a potenciales espías.

De hecho, este tipo de personalidades y altos funcionarios del Estado no utilizan teléfonos comunes, sino aparatos que han pasado previamente por el CCN y a los que se les han aplicado numerosos sistemas de protección.

Cuando un alto cargo toma posesión, el Departamento de Seguridad Nacional (DSN) le entrega un móvil encriptado y teóricamente a prueba de ciberataques, que a su vez facilita el Centro Criptológico Nacional. Los móviles que han sido atacados son los oficiales y no posibles teléfonos privados, según fuentes de la seguridad del Estado.

Intrusiones en una veintena de países

Fuentes de La Moncloa excusan ahora el fallo asegurando que intrusiones de este tipo se han descubierto en una veintena de países sin que, en la mayoría de las ocasiones, haya sido posible descubrir el origen.

El programa israelí Pegasus no está teóricamente en poder de servicios secretos de países supuestamente hostiles, como Rusia o China, sino de amigos, como Marruecos, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos o México.

Imposible ‘luchar’ contra NSO

El problema, aseguran las mismas fuentes, es que Israel cuenta con una tecnología “mucho más avanzada que la disponible en España”, y sus agencias cuentan con un presupuesto“salvajemente mayor”.

Explican, además, que la dificultad reside en el hecho de que Israel es uno de los países que ha formado en la materia a buena parte de los expertos españoles de los servicios de inteligencia.

“Muchos de los métodos para interceptar un pinchazo han sido creados por Israel. Son los que abren el camino. Nadie como ellos –por tanto- para saltárselos”, aseguran estas voces.

Más vulnerables que nunca

Hay que recordar que las instituciones y empresas españolas han sufrido durante el último mes una de las mayores oleadas de ciberataques desde que se tienen registros.

La campaña de sabotajes -según revelan fuentes de la seguridad del Estado- se recrudeció solo horas después de que, el pasado 7 de marzo, Rusia incluyera a España, junto a otro medio centenar de estados, en su lista de “países hostiles” por su apoyo económico y militar a Ucrania.

Los ataques registrados se han dirigido tanto a los servidores donde se almacena información como a dispositivos de uso personal de altas personalidades de la Administración General del Estado, como teléfonos móviles, portátiles y tabletas.

Tal y como aseguraba un reciente informe del CCN, “las organizaciones (públicas y privadas) que manejan información con alto valor estratégico, económico o político son hoy más vulnerables que nunca”. En parte porque la crisis no ha permitido establecer programas avanzados de protección.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?