Opinión

LA MEMORIA HISTÓRICA EN EUROPA

Aún no queda claro si el destino de los cadáveres de Víctor Manuel III, su esposa, Elena de Montenegro, Humberto II y su consorte, María José de Bélgica sería el Panteón de Roma, donde ya reposan Víctor Manuel II, Humberto I o algún otro templo relacionado con la Dinastía. Esta propuesta se incardina en las conmemoraciones del 150 aniversario de la unificación de Italia, un proceso histórico encabezado por los Saboya con evidentes contradicciones que se despiertan periódicamente y al que la unidad europea no presta grandes alicientes.

Esta noticia se une a la iniciativa realizada hace algunos meses por el gobierno albanés para sepultar en territorio de esa república los restos mortales de la Madre teresa de Calcuta, albanesa de nacimiento, lo que provocó una tajante negativa de la opinión pública india a esta pretensión del gobierno de la República de Albania. Más posibilidades habría de que los restos del Rey Zogú, unos de los aglutinantes de la personalidad histórica albanesa, fuesen repatriados a su antiguo reino desde Francia, donde reposan desde su fallecimiento, en 1961. La familia real de Albania, el Rey Leka, hijo de Zogú, y su heredero, estarían, lógicamente, favorablemente interesados en esta propuesta que, de moento, no se ha concretado.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes