Opinión

La princesa Leonor y su abuelo Juan Carlos

La Princesa Leonor saludando en Oviedo
photo_camera La Princesa Leonor saludando en Oviedo

El anuncio de la marcha de la princesa Leonor el próximo curso a Gales, para estudiar allí los dos años de Bachillerato, ha provocado imprevistos efectos colaterales, uno de ellos en forma de despido del guionista autor del rótulo con el que se comunicó la noticia en TVE, en la Primera Cadena.

“Leonor se va de España, como su abuelo", decía el rótulo, con lo que se mezclaba a la heredera con los escándalos del rey emérito, extrañado en Abu Dabi.

Aparte de ese incidente, la decisión de los reyes de enviar a su hija mayor a estudiar en el UWC Atlantic College ha provocado no pocos debates y hasta algunas críticas.

Dejando de lado los intentos de aprovechar esa noticia, como otras muchas, para desacreditar o desgastar la monarquía, voy a intentar concretar algunas reflexiones sobre la marcha de Leonor a estudiar en Gales.

¿No tiene bastante sentido que una persona como ella, que en el futuro va a desempeñar  funciones institucionales delicadas, reciba la mejor formación posible para ese cometido?

Dentro de tres años, cuando cumpla los 18 y alcance la mayoría de edad, será proclamada oficialmente heredera y jurará como tal la Constitución. Esa condición le otorga un lugar preciso en la estructura institucional del país. ¿No es lógico que reúna las mejores capacidades?

En su caso, se trata también de una cualificación que no acaba en ella solo, en su único interés, sino que la debe adquirir para mejor desempeñar su función de heredera y, por tanto, al servicio de los españoles.

Respecto al centro educativo que han elegido sus padres, parece bastante adecuado que se trate de un colegio global, multirracial y solidario, con alumnos de todos los países, y además las dos terceras partes de ellos becados.

Leonor va a conocer allí y vivir la globalidad que hoy caracteriza a nuestro mundo: diferentes razas, clases sociales y credos.

Es precisamente el mundo que va a encontrarse cuando desempeñe su papel como heredera, porque en cuanto tal protagonizará viajes de representación, recibirá a personalidades en España... Y más aún cuando llegue al trono.

Esa experiencia y conocimiento no lo tendrá si, como han insistido algunos, se queda en España a terminar la educación escolar.

Pero es que, además, en este nuevo mundo que tenemos, y que por supuesto se vive en España, son muchos los padres que envían a sus hijos al extranjero a estudiar. Cada vez más.

Con datos de 2017, más de 40.000 españoles van a universidades extranjeras cada año, y más de 120.000 estudiantes salen de España para realizar inmersiones lingüísticas, un 20% más que en 2010. Canadá e Irlanda son los destinos que mayor crecimiento han experimentado.

Otro dato. El 55,2% de los futuros estudiantes universitarios que actualmente cursan 1º y 2º de Bachillerato ven su futuro profesional fuera de España. El 75% de ellos considera que las oportunidades laborales en el extranjero son mejores, una razón que apuntan, sobre todo, las chicas.

Así pues, si se trata de una tendencia y de un práctica tan común, entonces, ¿qué problema hay con Leonor?

¿Extraña lo que va a costar su estancia en el colegio de Gales? Pero es que no le va a suponer nada al Estado: lo van a pagar sus padres.

Se argumenta que otros estudiantes españoles no pueden costearlo. Es verdad. Pero también es verdad que, por lo que se refiere a Leonor, esos “otros” no van a tener que desempeñar en el futuro el mismo papel.

Y no estaría de más hablar de algunos personajes de la política, también de la izquierda, que han estudiado fuera de España o tienen hijos fuera de España. Por ejemplo, en Suiza en algún caso y pagando cuatro veces más: 130.000 por curso. A lo que añado yo: si pueden pagarlo, allá ellos.

Confidencial Digital ha preguntado a sus lectores qué les parece que la princesa Leonor vaya a estudiar a Gales. El 91,57% han respondido que les parece bien, que tendrá más experiencia y ampliará sus conocimientos de idiomas. El 7,51% dice que no entienden por qué no estudia España.

Es lo que piensa la gente común, los ciudadanos de a pie, al margen de politiquerías y de intentos de aprovechar cualquier cosa para desacreditar a la monarquía y a su titular.

[email protected]

Más en Twitter

https://twitter.com/JoseApezarena

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes