Imprimir

Los trabajadores de Zarzuela tampoco podrán aceptar regalos que vayan “más allá de los usos habituales, sociales y de cortesía”

M.C. | 16 de diciembre de 2014

Los reyes. Detrás de doña Letizia, Jaime Alfonsín.
Los reyes. Detrás de doña Letizia, Jaime Alfonsín.

La familia real no puede aceptar regalos que comprometan la dignidad de sus funciones institucionales. Ésto es lo que anunció la Casa del Rey a principios de diciembre, incluido en la nueva normativa de regulación de regalos elaborada en el primer año de reinado de Felipe VI. Esta medida también será aplicable para los trabajadores de Zarzuela.

Los empleados de la Casa del Rey tampoco podrán aceptar regalos que vayan “más allá de los usos habituales, sociales y de cortesía”. Así lo establece el código de conducta para el personal de Zarzuela creado después del cambio en la jefatura de Estado, enmarcado en la estrategia de transparencia de la institución.

Las personas que presten servicio a la Casa del Rey están, según esta normativa, obligadas a mantener un comportamiento ejemplar para que los ciudadanos crean y confíen en la institución.

Y esto incluye, entre otros principios, que no puedan aceptar obsequios de excesivo valor económico u obtener servicios o favores en condiciones ventajosas por el hecho de trabajar para la Corona.

La Zarzuela, al igual que ocurre con la normativa de regalos para la familia real, no especifica cuál es el máximo valor económico permitido para aceptar obsequios, ni tampoco detalla las sanciones que aplicaría en el caso de que alguno de sus trabajadores incumpliera este código.

Trabajo en equipo y neutralidad política

El código de conducta para el personal de la Casa del Rey incluye una serie de principios generales, y otros calificados como “de actuación”.

Entre las medidas generales, se especifica que los trabajadores deben actuar cumpliendo los principios de “objetividad, integridad, neutralidad, responsabilidad, imparcialidad, confidencialidad, dedicación al servicio público, lealtad, ejemplaridad, austeridad, accesibilidad, eficacia, honradez, protección del entorno medioambiental y respeto a la igualdad entre mujeres y hombres”.

En estos mismos principios, la Casa del Rey también establece como requisito obligatorio para trabajar en la institución “fomentar el trabajo en equipo y el espíritu de cooperación”.  

En cuanto a los principios de actuación, Zarzuela recoge 20 normas en su código de conducta. Algunas de ellas, además de la prohibición de aceptar regalos, son actuar con neutralidad política, respetar el pluralismo, guardar secreto de las materias clasificadas u otras cuya difusión esté prohibida legalmente y comunicar a sus superiores cualquier actuación irregular de la que tengan conocimiento y que ocasione un grave perjuicio a la Casa.


Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://monarquia.elconfidencialdigital.com/articulo/monarquia_confidencial/trabajadores-Zarzuela-habituales-sociales-cortesia/20141215185037011129.html


© 2019 Monarquía Confidencial

Todos los derechos reservados. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de Monarquía Confidencial. No está autorizada su difusión ni citando la fuente. Publicaciones Confidenciales. C/Naranjo 3, 1º Dcha 28039 Madrid. Teléfono:  +34 91 445 96 97