Ultima_hora

El tribunal de los atentados de Cataluña continúa esta semana escuchando los informes finales de las acusaciones

La AVT y 11-M piden prisión permanente revisable para dos acusados y la Generalitat eleva su petición de pena de cárcel

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

Las acusaciones particulares y populares en el juicio contra los tres presuntos miembros de pertenecer a la célula yihadista que atentó en Cataluña en agosto de 2017 comenzarán a exponer sus informes finales a partir de mañana al tribunal de la Audiencia Nacional, después de que la Fiscalía lo hiciera el pasado lunes.

El tribunal de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal, presidido por el magistrado Alfonso Guevara, ha señalado para esta semana cuatro sesiones, desde el lunes hasta el jueves, para que la veintena de acusaciones relaten los hechos que consideran que han sido probados y la participación que consideran que ha tenido Mohamed Houli Chemlal, Driss Oukabir y Said Ben Iazza en los atentados del 17 y 18 de agosto de 2017.

El Ministerio Público, que pide penas de entre ocho años y 41 años de prisión, fue la primera acusación en exponer su informe al tribunal durante unas cuatro horas. La fiscal Ana Noé subrayó que el imán de Ripoll (Girona) Abdelbaki Es Satty fue "el líder de la célula terrorista" que atentó en Cataluña y quien transmitió el "terrible ideario de Estado Islámico a los jóvenes" de esa localidad.

Asimismo, dio por probado que, tal y como señalaron los investigadores que han comparecido en el juicio, la idea inicial era atentar el 20 de agosto con tres furgonetas cargadas de explosivos en el estadio de fútbol Camp Nou, en la Sagrada Familia de Barcelona y en la Torre Eiffel de París.

Sin embargo, la explosión de la casa de Alcanar (Tarragona) en la que se preparaban los explosivos supuso un "cambio de rumbo" en los planes y provocó los atropellos masivos en La Rambla de Barcelona y en el paseo marítimo de Cambrils, dejando 15 víctimas mortales y centenares de heridos, además del asesinato de Pau Pérez durante la huida de Younes Abouyaaqoub (autor material del ataque en la ciudad condal que fue abatido días después).

DISTINTOS CRITERIOS SOBRE LA RESPONSABILIDAD DE LOS ACUSADOS

El teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Miguel Ángel Carballo, añadió que ninguno de los procesados participaron en los atentados y que por ello, no les acusa de delitos de asesinatos. Precisó que no son los autores materiales de los atropellos, ni participaron en su planificación improvisada, pues Houli Chemlal se encontraba en el hospital herido por la explosión que tuvo lugar la noche anterior; Oukabir había decidido poco antes abandonar los planes, y Ben Iazza sólo había prestado una furgoneta para comprar material para hacer los explosivos y documentación para esonder la identidad del verdadero comprador.

Muchas de las acusaciones se han adherido al escrito de acusación de las Fiscalía, pero algunas particulares, que representan a víctimas del atentado, mossos d'Esquadra y bomberos heridos, y las dos asociaciones populares ejercidas por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y Asociación 11M Afectados del Terrorismo --esta última también representa a 73 víctimas de los atentados--, discrepan con el Ministerio Público y entienden que el tribunal debe considerar a los acusados responsables de las muertes de 15 personas en los atentados.

En este sentido, ambas asociaciones reclaman para Mohamed Houli Chemlal y para Driss Oukabir la pena de prisión permanente revisable, además de más de 2.000 años de cárcel a cada uno por delitos de integración en organización terrorista, 150 delitos de asesinato terrorista intentados, depósito de explosivos, estragos terroristas y lesiones.

Para Said Ben Iazza, la AVT solicita 25 años de cárcel por colaboración con organización terrorista y depósito de explosivos, mientras que 11-M pide 30 años por los mismos delitos más otro de estragos a los que se añaden 34 delitos de lesiones ocasionados por los mismos.

Las representaciones legales de Mossos d'Esquadra y bomberos heridos en la explosión de Alcanar han elevado sus peticiones de pena inicial, al introducir delitos de muerte en grado de tentativa con carácter terrorista. Así lo ha hecho también la Generalitat de Cataluña, que ha incrementado su solicitud de pena de 44 a 97 años de prisión para Houli Chemlal y Oukabir, mientras que mantiene la petición de ocho años de cárcel para el tercer acusado.

En cuanto al Ayuntamiento de Barcelona, ha mantenido su petición de pena inicial de 95 años de cárcel para Houli Chemlal, 90 años de prisión para Driss Oukabir y 8 años para Ben Iazza; mientras que el consistorio de Cambrils (Tarragona), que solicitaba inicialmente prisión permanente revisable, finalmente pide 96 años de prisión para los dos primeros acusados, y 10 años de cárcel para Said Ben Iazza.

TURNO DE LAS DEFENSAS Y ÚLTIMA PALABRA

Una vez terminen las acusaciones será el turno de las defensas. La de Driss Oukabir y la de Said Ben Iazza solicitan la libre absolución, mientras que la de Mohamed Houli Chemlal considera que su defendido tan sólo debe ser penado a cuatro años de cárcel por el delito cooperación para el depósito de explosivos, pues no se ha probado la participación de éste en los atentados.

Además, la abogada Mari Carmen González, que recalcó que Mohamed Houli Chemlal se limitó a seguir "órdenes" de los integrantes de la célula yihadista porque temía por su vida y por la de su familia, destacó que éste, en contra de lo que dice la Fiscalía, había confesado y reconocido los hechos y colaborado con la justicia.

Concluidos los informes, el tribunal ofrecerá a los tres acusados si quieren hacer uso de la última palabra. Es previsible que Driss Oukabir sí declare por última vez ante de que el juicio quede visto para sentencia, ya que en varias sesiones se ha quejado, desde la sala acristalada desde la que ha seguido la vista, de lo que estaban manifestando algunos de los testigos-peritos.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?