Ultima_hora

Govern y partidos catalanes se reúnen este viernes para decidir si posponer las elecciones

El PSC es el único que defiende el 14F y el Ejecutivo se inclina por aplazarlas tras Semana Santa

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)

El Govern y los partidos catalanes se reúnen este viernes en el Parlament para debatir y decidir si mantener o posponer las elecciones del 14 de febrero ante la evolución de la pandemia del coronavirus en Catalunya y las perspectivas sanitarias para las próximas semanas.

Tras varias reuniones de la mesa de partidos desde principios de diciembre, este viernes está fijado como la fecha para tomar la decisión definitiva sobre los comicios convocados el 14 de febrero.

El Govern ha expresado des del primer momento que su voluntad es lograr el máximo consenso entre los grupos para garantizar la legitimidad de las elecciones, pero la consellera de Presidencia y portavoz del Ejecutivo, Meritxell Budó, ya avisó de que la decisión final corresponde al Govern, sobre todo si no hay un acuerdo.

Sobre la mesa estarán los datos que ha presentado este jueves la Conselleria de Salud en una reunión técnica con los partidos, en la que han expuesto un informe que estima que el 14 de febrero habrá entre 3.000 y 4.000 casos diarios de coronavirus en Catalunya, y prevé el pico epidémico algunos días antes del inicio de la campaña electoral y el de presión asistencial en las UCI días antes de la celebración de los comicios.

Los protocolos que elaboró el departamento de Acción Exterior --al que le corresponde organizar las elecciones-- y aprobados por el Procicat planteaban nueve escenarios diferentes de evolución de la pandemia, de los cuales dos supondrían el aplazamiento del 14F.

El primero de ellos sería el más grave, que implicaría un confinamiento total y la restricción de toda actividad excepto los servicios esenciales, y el segundo más grave, que sería "una restricción absoluta de actividades sociales en amplios espacios y sectores", aunque no detallaba mucho qué limitaciones concretas tendrían que ser.

Ante estos escenarios, y con el objetivo fijado por la Generalitat de buscar el equilibrio para garantizar el derecho fundamental a voto y garantizar la salud pública de la ciudadanía, tanto Govern como partidos afrontan la reunión del viernes con diferentes posiciones, aunque todo apunta a que el aplazamiento es la opción más probable.

Fuentes del Ejecutivo catalán ya aseguraron el jueves a Europa Press que el Govern se decanta por posponer los comicios más allá de la Semana Santa, aunque la decisión no está tomada.

En el caso de decidir el aplazamiento, el Govern deberá aprobar un decreto en el que es probable que incluya la nueva fecha, que podría ser en mayo para dejar al menos un mes y medio de tiempo tras Semana Santa, cuando probablemente habrá un incremento de la movilidad y un consiguiente incremento de los contagios.

Los socios del Ejecutivo no se han pronunciado públicamente de manera clara, pero previsiblemente avalarán que se pospongan: fuentes de JxCat han insistido en que están preparados para ir a votar y que se podrían celebrar el 14F, pero esperarán a las recomendaciones y los datos de Salud que "justifiquen" el aplazamiento.

Desde ERC, no quieren avanzar ninguna propuesta y buscarán el máximo consenso a partir de las recomendaciones y los datos epidemiológicos, pero el presidente del Parlament, Roger Torrent, ya ha dejado claro este jueves que la evidencia científica recomienda que no se hagan ahora: "Entre votos y vida siempre tenemos que priorizar la salud de las personas", ha dicho en una entrevista de Catalunya Ràdio recogida por Europa Press.

MAYORÍA A FAVOR DE POSPONER

Por otro lado, el líder de la oposición y candidato de Cs a la Presidencia de la Generalitat, Carlos Carrizosa, ha apostado por posponer el 14F y cree que se podrían celebrar en dos o tres meses: "No quiero votar mientras la gente se está muriendo en los hospitales", ha afirmado en un Encuentro Digital de Europa Press.

También los comuns han apoyado el aplazamiento y su candidata, Jéssica Albiach, ha enviado una carta a todos los partidos en los que dice que es "de sentido común" posponer los comicios y ha propuesto hacerlos como muy tarde en el mes de mayo.

En la misma línea, la CUP y su cabeza de lista, Dolors Sabater, ha defendido en los últimos días retrasar el 14F "por responsabilidad y sentido común" ante la situación sanitaria.

Desde el PDeCAT, que también participa en la mesa de partidos, su portavoz, Marc Castells, ha afirmado en rueda de prensa que apoyarán la propuesta que haga el Govern sobre si mantener o posponer las elecciones "si es unitaria y consensuada" entre JxCat y ERC.

Y en otra línea, el candidato del PP, Alejandro Fernández, ha dicho que prefiere esperar a conocer "toda la información" que los técnicos aporten sobre la pandemia para saber cómo afectará en el derecho a voto y así poder pronunciarse sobre si quiere o no aplazar los comicios.

Así, el único partido que defiende con claridad que las elecciones se mantengan el 14 de febrero es el PSC, que tanto a través de declaraciones de sus dirigentes como en un comunicado emitido el miércoles, ha reiterado que no hay motivos para suspender las elecciones si no hay un confinamiento domiciliario.

Además, cuestionan que la Generalitat pueda tomar esa decisión porque argumentan que las elecciones han sido convocadas automáticamente y no por una decisión del Govern y que, por tanto, "quien no ha convocado no puede aplazar".

Estas discrepancias han provocado acusaciones cruzadas de partidismo y de estar más preocupados por las aspiraciones electorales que por la salud de la población: los socialistas consideran que el Ejecutivo quiere postergar los comicios por intereses electoralistas, mientras que los partidarios de aplazarlos acusan al PSC de querer mantener el 14F porque las encuestas les pronostican resultados al alza tras el anuncio de que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, será su candidato.

DEBATE LEGAL

Otro de los escollos a tener en cuenta en la mesa de partidos de este viernes es el debate sobre si la Generalitat tiene o no la potestad y la capacidad legal de aplazar unas elecciones, si así lo decide.

El PSC fue el primero en poner en duda la competencia del Govern para hacerlo y este jueves el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha advertido de que la suspensión de comicios no está contemplada en la ley electoral y ha pedido cautela porque ve una falta de previsión legal: "Suspender la democracia puede traer cosas que no son buenas para la democracia".

Desde la Generalitat defienden que tienen cobertura legal para posponer la cita electoral por el coronavirus y se escudan en el ejemplo de Galicia y el País Vasco, además de estar preparando un informe jurídico que, según fuentes del Ejecutivo, dará seguridad jurídica a un hipotético aplazamiento.

De hecho, la Comisión Jurídica Asesora de la Generalitat ya emitió en septiembre un dictamen que avalaba esta posibilidad y en el decreto de convocatoria del 14F firmado por el vicepresidente, Pere Aragonès, se incluyó un apunte en el preámbulo que contemplaba la opción de posponer las elecciones por el coronavirus, aunque no concretaba en qué supuesto epidemiológico se podría decidir retrasarlos.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?