Ultima_hora

Felipe VI inaugura la exposición conmemorativa sobre Azaña entre gritos de "viva el Rey"

El jefe del Ejecutivo finalmente no ha acudido por estar en aislamiento preventivo tras el positivo de Macron

El jefe del Ejecutivo finalmente no ha acudido por estar en aislamiento preventivo tras el positivo de Macron

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El monarca Felipe VI ha sido recibido este jueves entre gritos de "viva el Rey" a su llegada a la Biblioteca Nacional, donde ha inaugurado junto a varios miembros del Ejecutivo la exposición conmemorativa sobre Manuel Azaña cuando se cumplen ochenta años de su fallecimiento. Esta muestra es el hito principal del programa conmemorativo preparado por el Gobierno.

A su llegada a la Biblioteca Nacional, que se ha producido en torno a las 12.15 de la mañana, el Rey Felipe VI ha sido recibido por la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y más autoridades.

Quién no ha acudido finalmente a este acto ha sido el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, al encontrarse en aislamiento preventivo tras conocerse que el presidente francés, Emmanuel Macron, ha dado positivo en coronavirus. Sánchez tuvo un encuentro con el líder francés el pasado lunes en París durante los actos de conmemoración de la OCDE y ha cancelado toda su agenda hasta Navidad, incluido este homenaje al expresidente de la II República.

Este acto en la Biblioteca Nacional se produce justo después de que se conociera que el rey emérito Juan Carlos no regresará finalmente a España en Navidad a causa de la situación de la pandemia del coronavirus y su condición de persona de alto riesgo, según ha informado la Cadena COPE.

En este punto, la Casa Real ha desmentido que el ex monarca esté ingresado por coronavirus ante las informaciones divulgadas por varios medios de comunicación la mañana de este jueves, y que situaban a Juan Carlos I en una clínica de Abu Dhabi.

UNA EXPOSICIÓN QUE REPASA LA VIDA DE AZAÑA

Esta exposición, que permanecerá abierta al público hasta el 4 de abril de 2021, repasa la vida de quien fuera presidente de la II República entre 1936 y 1939 cuando se cumplen 80 años de su muerte en el exilio, en Montauban (Francia), en noviembre de 1940.

En concreto, la muestra pretende dar una "imagen completa" de Azaña en sus dimensiones "humana, intelectual y política". Quiere así subrayar, junto a su labor política, "su condición de intelectual de prestigio, así como las duras condiciones de su exilio, que concluyó con su fallecimiento en la ciudad francesa de Montauban, donde su recuerdo sigue presente ochenta años después", según ha explicado la Biblioteca Nacional.

La exposición sigue una secuencia cronológica su infancia y juventud en Alcalá, su posterior desarrollo en Madrid, y se adentra en tres etapas cruciales de la historia de España: la Segunda República, la Guerra Civil y el exilio. En la muestra se exhibirán unas doscientas obras procedentes tanto de la BNE como de otras instituciones españolas y extranjeras y se han rescatado fotografías y vídeos, muy poco conocidos.

En la exposición estará la mesa en la que Azaña firmó su renuncia como presidente de la República, donada al Estado español por los descendiente de la familia que le acogió en los primeros meses de su exilio en Francia. La mesa la recibió en Francia la anterior secretaria de Estado de España Global, Irene Lozano, en julio de 2019 y el actual, Manuel Muñiz, acudirá este martes para la su llegada a la Biblioteca.

PROGRAMA DE ACTOS CONMEMORATIVOS

Desde mediados de noviembre, el Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, a través de la Secretaría de Estado de Memoria Democrática y la colaboración de Acción Cultural Española, ha puesto en marcha todo un programa de actos para conmemorar el aniversario, que se extenderá hasta primavera, y que incluirá exposiciones, varios coloquios y diferentes actividades de música, teatro, danza o cine.

También el Congreso rindió homenaje al fallecido presidente, pero con la ausencia de Vox, que lo interpretó como un "ataque a la Corona" y al "sistema del 78".

En 2011, 71 años después de su muerte, el busto de Azaña fue instalado en el vestíbulo del edificio de las Cortes, detrás de la puerta de los Leones. En febrero de 2019, el presidente Sánchez visitó su tumba como homenaje al político republicano, la primera visita realizada por parte de un presidente español en democracia.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?