Ultima_hora

El ex número dos de Interior y el ex DAO expresaron su preocupación por el juez De la Mata: "Va a querer sacar petróleo"

El que fuera secretario de Estado de Seguridad se refirió a los fiscales como "auténticos talibanes"

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El que fuera secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez y el ex Director Adjunto de la Policía (DAO) Eugenio Pino intercambiaron una serie de mensajes por WhatsApp en las que expresaron su preocupación por las investigaciones judiciales en torno a la 'Operación Kitchen', sobre el presunto espionaje al ex tesorero del PP Luis Bárcenas, apuntando en concreto al entonces magistrado de la Audiencia Nacional José de la Mata, porque --decían-- "va a querer sacar petróleo".

En las conversaciones, recogidas en un informe de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía (UAI) al que ha tenido acceso Europa Press, y que datan de finales de 2018 y principios de 2019, Martínez y Pino comentan las citaciones judiciales, en particular la del antiguo chófer de los Bárcenas, Sergio Ríos, que en ese momento se negó a declarar. "Los ff (fiscales) dijeron que estaban a su disposición por si quería declarar, y que fuera a visitarles. Es decir, no tienen nada", afirma seguro Pino.

El ex DAO indica que los jueces y fiscales "sólo" tenían la versión del comisario jubilado José Manuel Villarejo, por lo que ambos se interesaron en precisar el trabajo que hacía para el cuerpo policial. En este sentido, Pino comenta que sus informes solían enviarse a distintas unidades pero que "otros muchos se quedaban allí", en el DAO, porque "la mayoría eran unos rollos carentes de valor policial". "¿Y eso no podrá negarlo nadie, no?", le pregunta Martínez, al que su interlocutor contesta que no porque había registro de eso.

Sin embargo, a raíz de informaciones periodísticas ambos empezaron a inquietarse. "¿Es más de lo mismo, no?", interroga el ex 'número dos' de Interior. "Eso creo, pero como el del 6 quiere tocar las narices, imagino que irá para decir por qué se pagó y, entonces, es conveniente que se le diga 'tal circular'", señala Pino, en alusión al titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón.

Martínez, en cambio, menciona a otro juez. "A mí me preocupa más el 5, De la Mata. Es muy sectario", dice sobre el que fue director general de Modernización de Justicia durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y que investigaba los llamados 'Papeles de Bárcenas' en el Juzgado Central de Instrucción número 5 antes de que el pasado mes de noviembre fuera nombrado miembro de España en Eurojust. "A ese me refiero (...) Va a querer sacar petróleo de dónde no lo hay", apostilla Pino.

COSIDÓ LE PUSO "EN EL OJO DEL HURACÁN"

Posteriormente, a principios de febrero de 2019, Martínez se puso en contacto con el que fuera jefe de gabinete de Ignacio Cosidó, el inspector de Policía Pedro Agudo, con quien comenta las declaraciones del exdirector de la Policía sobre el manejo de fondos reservados en la prensa. "Me ha puesto en el ojo del huracán", se lamenta.

Conocedor de la buena relación entre Agudo y Cosidó, le dice que sabe que son amigos pero que le ha hecho "una gran putada". Acto seguido le pregunta sobre cómo se lleva con "Manolo", en referencia al juez instructor del caso Kitchen, a lo que Agudo le responde que le conoce "muy bien" y que son "muy amigos" porque han estado 5 años juntos.

Al hilo, reconoce que al juez le hacía "hasta los informes" y que también se lleva muy bien con José Ramón Navarro, presidente de la Audiencia Nacional, quien, añade, le ha ofrecido que se traslade para trabajar con él.

"LOS FISCALES SON AUTÉNTICOS TALIBANES"

Francisco Martínez entonces le escribe que tiene que echarle una mano ya que los conoce, porque los fiscales "son auténticos talibanes" y el magistrado (Manuel garcía-Castellón) no está en los pormenores del asunto --se refiere a los fiscales anticorrupción Ignacio Stampa y Miguel Serrano--. "Joder, pues nos tienes que echar una mano porque los fiscales son auténticos talibanes y creo que él ni se está mirando el tema...", indica.

A esto Agudo le responde que no cree que García-Castellón cruce el aforamiento --por aquel entonces Martínez aun era diputado por el PP en el Congreso de los Diputados--. "Como mucho os preguntará por escrito", añade.

Tras afirmar esto, le incide a Martínez en que le gustaría trabajar en la Audiencia Nacional, donde sería "más útil", a lo que le responde Martínez que a él le gustaría también que fuese destinado en esos juzgados, y le vuelve a preguntar si puede hablar con el juez que instruye Kitchen "en un momento dado".

"Al menos para orientarle", le responde Agudo, añadiendo que no cree que el juez tenga "intención de dañar". A esto el exsecretario de Estado de Seguridad replica que le consta pero que el magistrado "está desbordado y se fía demasiado de los fiscales, que están totalmente politizados".

"SI GOBERNAMOS LA JODIENDA DE LOS FISCALES PUEDE CAMBIAR"

Ya en una conversación anterior, que comienza en enero de 2019 y se extiende al mes siguiente, el ex 'número dos' de Interior alertaba a Eugenio Pino de que "están obsesionados con el PP". Aunque en ese momento no aclara quiénes, unos mensajes después el ex DAO coincide: "Van a por el PP". "¿Los fiscales?", quiere saber Martínez. "Sí", le responde.

Más adelante, ya el 19 de febrero de 2019, Martínez vuelve a contactar con Agudo y le indica que está intentando entrar en las listas de Pablo Casado al Congreso. El inspector le pregunta entonces si puede hacer algo por él, a lo que le responde que hable con el juez García-Castellón para que cierre el caso. "Habla con Manolo para que cierre esta mierda", llega a decir, para luego indicar que si no fuera por Villarejo "tendría buenas opciones en un Gobierno de Casado".

Además, en esa misma conversación de Whatsapp, Martínez le traslada a Agudo que espera que antes del 23 de mayo (día en el que finalizaba su aforamiento en las Cortes) le dieran "un empujón" a la pieza Kitchen.

"Y si gobernamos la jodienda de los fiscales puede cambiar", le explica, para luego añadir que opina que tras las elecciones generales el asunto perderá interés. En 2020 fue imputado por el juez Manuel García-Castellón en la pieza separada número 7 del caso Tándem, 'Kitchen'.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?