Ultima_hora

El director de 'Donde está la estrella?' defienden ante el juez el humor de su obra que versa sobre policías el 1-O

El director y el editor de Comanegra, la editorial del cómic 'On és l'estel·la? (Dónde está la estrella?)', del mallorquín Toni Galmés, han defendido este martes ante el Juzgado de Palma el carácter satírico y humorístico de la obra y ante la cual "nadie puede sentirse ofendido".

PALMA DE MALLORCA, 3 (EUROPA PRESS)

El director y el editor de Comanegra, la editorial del cómic 'On és l'estel·la? (Dónde está la estrella?)', del mallorquín Toni Galmés, han defendido este martes ante el Juzgado de Palma el carácter satírico y humorístico de la obra y ante la cual "nadie puede sentirse ofendido".

Ambos directivos, que han comparecido por videoconferencia desde Barcelona, estaban citados este martes para declarar como testigos ante el Juzgado de Instrucción 12 de Palma, que instruye el caso tras la denuncia de cuatro sindicatos de la Policía.

Según han informado a Europa Press fuentes próximas al caso, el director y el editor de Comanegra han explicado que 'On és l'estel·la?' no es un ensayo político sino una obra satírica por lo que no entienden que nadie se pueda sentir insultado y han expresado la necesidad de defender el humor.

Sobre una subvención de unos 1.000 euros recibida de parte de Institut de Estudis Baleàrics, han explicado que se trata de una subvención "casi automática" que reciben las editoriales que cuentan con autores de las Islas.

El pasado mes de enero el autor del cómic del 1-O 'Ón és l'Estel·la?' Toni Galmés aseguró ante el juez que no pretendía ofender a las fuerzas de seguridad con las ilustraciones de policías nacionales y guardias civiles recogidas en el cómic sobre el referéndum del 1 de octubre en Cataluña al estilo de la conocida saga infantil '¿Dónde está Wally?'.

En su momento, al autor defendió que la obra está hecha en tono de ironía y mantuvo que no tenía intención de perjudicar a nadie, por lo que pidió disculpas si alguien se había sentido ofendido. También se amparó en su derecho a la libertad de expresión para justificar el trabajo.

Los sindicatos que presentaron la denuncia son la Confederación Española de Policía (CEP), Unión Federal de Policía (UFP), Sindicato Profesional de Policía (SPP) y Sindicato Unificado de Policía en Baleares (SUP) en Baleares.

Las cuatro organizaciones entienden que el libro, compuesto de 28 páginas de ilustraciones y viñetas a color, "envilece la honorable profesión de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en especial, la Policía Nacional".

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes