Reino Unido

Visita sorpresa de los príncipes de Gales a Irlanda del Norte

Conocieron el trabajo de una organización benéfica en Belfast

Su primera parada del día fue PIPS, la Iniciativa Pública para la Prevención del Suicidio y el Autolesionismo, una organización que trabaja en la gestión de crisis para la zona de Belfast y toda Irlanda del Norte. 

El Príncipe y la Princesa fueron recibidos por la alcaldesa Tina Black y el diputado del Sinn Fein John Finucane. Una vez dentro, la Princesa recibió un ramo de flores de manos de Elyse Quinn, la hija de 12 años de la directora ejecutiva de PIPS, Renee Quinn. 

La pareja habló con miembros del personal de las diferentes áreas que componen PIPS, desde la prevención del suicidio hasta el asesoramiento y los servicios de apoyo al duelo. La organización también ofrece recursos para ayudar al público a detectar signos de suicidio en otras personas y herramientas de gestión de crisis para ofrecer apoyo a la persona con intenciones suicidas hasta que personal más cualificado pueda llevarla a un lugar seguro. 

PIPS ofrece sesiones sin cita previa, así como personal de recepción formado para reconocer las tendencias suicidas incluso por teléfono. Algunos de sus trabajos más recientes incluyen una dura campaña para acabar con el estigma de pedir ayuda cuando se tienen pensamientos suicidas. 

PIPS se fundó en 2003, tras los catorce suicidios que sacudieron a la comunidad de Belfast el año anterior. Muchas partes interesadas se unieron para financiar la creación de un espacio seguro que pudiera ayudar a las personas con tendencias suicidas. 

Desde entonces, la organización ha empleado a innumerables miembros del personal y ha ofrecido su servicio a muchas personas. Una tendencia preocupante que se discutió durante la visita es el aumento del 500% de las llamadas que PIPS ha recibido de jóvenes desde el comienzo de la pandemia. 

Después de escuchar a los miembros del personal, así como a los jóvenes que actualmente utilizan los servicios de la organización benéfica (entre ellos Erin Quinn, de 24 años), el Príncipe y la Princesa de Gales se adentraron en una actividad más práctica, ya que participaron en una sesión de arteterapia durante la cual pintaron algunas calabazas y ayudaron a los voluntarios a empaquetar las "Cajitas de la Esperanza", los folletos característicos de la organización benéfica que contienen diversos artículos, desde juguetes pop fidget hasta sprays perfumados. 

Las cajas se entregan a los niños que han sido tratados en las instalaciones de PIPS, para que ellos y sus padres o tutores se sientan mejor equipados para afrontar el resto de su viaje de recuperación. 

Antes de abandonar las instalaciones, la pareja se tomó unos minutos para saludar y estrechar la mano a algunos miembros de la multitud que se había reunido fuera de la estructura para darles la bienvenida. 

El Príncipe y la Princesa de Gales llevan mucho tiempo haciendo de la salud mental una clara prioridad en las causas que apoyan, abordando el tema desde diferentes ángulos. El próximo lunes, 10 de octubre, se celebrará el Día Mundial de la Salud Mental, que este año se centrará en los niños y los adolescentes. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?