Reino Unido

Las siete normas que los miembros de la Familia Real británica tienen que seguir

No se puede aceptar cualquier regalo, hay que pasar la Navidad en Sandringham, no pueden hacerse selfies y tampoco firmar autógrafos

Isabel II corona a su hijo Carlos como Príncipe de Gales
photo_camera Isabel II corona a su hijo Carlos como Príncipe de Gales

Ser miembro de la Familia Real tiene sus ventajas y sus privilegios. Pero lo que tiene, sobre todo, son normas. Muchas normas que hay que seguir al pie de la letra.

Y es que, para pertenecer al círculo de Isabel II, no puedes ‘sacar los pies del tiesto’.

Norma 1. Mantener la PDA al mínimo

PDA se traduciría al español como ‘Muestras de afecto en público’. Así sí, efectivamente. Una de las principales normas es la de evitar que las parejas se besen o tengan otro tipo de gesto íntimo en público.

Norma 2. Las reverencias

Al saludar al monarca, los hombres deben inclinarse ante la reina. Mientras que las mujeres tienen que hacer una reverencia.

No es necesario que los gestos sean largos o exagerados; una reverencia o una reverencia sutil bastarán.

Norma 3. No se puede aceptar cualquier regalo

Los miembros de la realeza reciben cientos de regalos durante sus compromisos públicos y giras por el extranjero, pero hay reglas sobre lo que pueden y no pueden aceptar.

Los obsequios ofrecidos por empresas en el Reino Unido normalmente se rechazan, a menos que “se ofrezcan como recuerdo de una visita oficial a las instalaciones de las empresas, para conmemorar un matrimonio real u otra ocasión personal especial”.

Y cuando se trata de miembros del público, pueden aceptar obsequios más pequeños de personas como flores, comida, cantidades “razonables” de consumibles y libros no controvertidos, pero la realeza no puede aceptar nada que valga más de £150.

Norma 4. Pasar la Navidad en Sandringam

Solo las parejas que suelen estar comprometidas o casadas están invitadas a pasar la Navidad con la reina en Sandringham.

La reina Isabel siempre organiza una comida más íntima para los miembros más cercanos de su familia en su casa de campo, pero en los días previos a la Navidad, también planifica un almuerzo navideño más grande en el Palacio de Buckingham. A este último pueden venir los parientes más lejanos.

Norma 5. Las propuestas de matrimonio

Los miembros de la realeza más antiguos de la familia necesitan el permiso de la reina para casarse.

Como se describe en la Ley de Matrimonios Reales de 1772, cualquier novia o novio potencial de la realeza mayor requiere el sello oficial de aprobación del monarca.

Norma 6. Prohibido los selfies

Por norma general, la Familia Real británica rechazará hacerse un selfie. Ya que, normalmente, suelen pedírselo durante un compromiso público.

El príncipe Harry llegó a admitir una vez que “odiaba” los selfies. Isabel II llegó a confesar que le resultaban “desconcertantes” y “extraños”.

Norma 7. Prohibido los autógrafos también

Nunca verás firmar autógrafos a la Familia Real a cualquier espontáneo durante un paseo. Sí que pueden escribir sus nombres en un libro de visita o en un mensaje concreto.

De hecho, una vez, el príncipe Carlos llegó a firmar a un fan y confesarlo: “Lo siento, no me permiten hacer eso”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?