Reino Unido

Lady Spencer protagoniza la portada del nuevo número de Town & Country

La sobrina de Diana de Gales es una celebridad en Gran Bretaña

kitty
photo_camera Catherine Eleanor Spencer fotografiada por Richard Phibbs en Waddesdon Manor, Buckinghamshire, para la portada del número de verano de la edición británica de Town & Country.

La sobrina de Diana de Gales recuerda en la entrevista para la prestigiosa revista cómo su carrera en la moda despegó en 2018 tras su aparición en la boda real de su primo, el príncipe Enrique, con Meghan Markle; su cuenta de Instagram pasó de 37.000 seguidores a casi medio millón de la noche a la mañana. A la semana siguiente firmó un contrato con Bulgari. Desde entonces, la joven de 30 años ha colaborado con otras marcas como Alberta Ferretti y Ralph Lauren, y recientemente se ha convertido en embajadora de Dolce & Gabbana.

Aunque le interesaba la moda, Catherine Eleanor Spencer, que llegó a Londres con 22 años para cursar un Máster en Administración en la Regent’s University tras estudiar arte e italiano en Florencia, no se creía capaz de convertirse en modelo, y estuvo a punto de rechazar una oferta para desfilar con Dolce & Gabbana en Milán en 2017. En ese momento trabajaba a tiempo completo para una organización filantrópica.

Catherine también habla en la entrevista de su infancia "tranquila y sana" en Sudáfrica, un mundo alejado de la moda y los paparazzi, y de su apego a Althorp, la histórica casa de la familia Spencer en Northamptonshire, donde nació y donde ella y sus hermanos pasaban las vacaciones con su padre, el periodista Charles Spencer, noveno conde de Spencer y hermano menor de Diana de Gales, tras el divorcio de sus progenitores.

Echó especialmente de menos la naturaleza durante el encierro debido a la pandemia, así como a sus hermanos, que se quedaron en Sudáfrica, y a su gato, que también se quedó en Sudáfrica con la madre de Catherine, Victoria Lockwood​.

El amor y la prensa

Lady Spencer prefiere no hablar de su vida privada ni comentar los rumores sobre que mantiene una relación con el empresario sudafricano, Michael Lewis, ya que considera que "el amor es lo más importante del mundo" y que es mejor no hablar de estos asuntos con la prensa. Se limita a señalar que los periódicos inventan muchas cosas sobre ella.

Lady Spencer explica que ha retomado las clases por Internet durante el encierro con la escuela donde estudiaba mientras vivía en Florencia. La mayor de los hijos de los Spencer dice que también ha aceptado ya que su hermano menor, Louis Spencer, vizconde de Althorp, sea el único heredero de los bienes de Althorp y de la Spencer House, la casa señorial de la familia en el barrio londinense de St. James.

A pesar de su "obsesión" por Italia y su apego a Sudáfrica, Catherine afirma sentirse profundamente británica y espera que ocurra lo mismo con sus hijos, revelando de paso que un matrimonio feliz sería ahora su principal objetivo vital. Su actual protagonismo delante de las cámaras, lejos haberle hecho olvidar las causas solidarias, le sirve para dar voz a instituciones benéficas como Centrepoint, que ayudan a personas sin hogar.

  • Para leer el reportaje-entrevista completo en su versión original en inglés pulse aquí

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable