Reino Unido

El príncipe Andrés de Inglaterra pierde su título: ¿Qué pasa con sus hijas Beatriz y Eugenia?

La decisión de la reina Isabel por el escándalo sexual del duque de York plantea interrogantes sobre sus nietas

El príncipe Andrés junto a una víctima y la pareja de Jeffrey Epstein
photo_camera El príncipe Andrés junto a una víctima y la pareja de Jeffrey Epstein

El príncipe Andrés de 61 años también ha perdido su estatus de su Alteza Real y sus patrocinios.

Un portavoz del Palacio de Buckingham dijo: "Con la aprobación y el acuerdo de la Reina, las afiliaciones militares y los patronatos reales del Duque de York han sido devueltos a la Reina. El Duque de York seguirá sin desempeñar ninguna función pública y defiende este caso como ciudadano privado. Se entiende que otros miembros de la Familia Real asumirán ahora los antiguos patrocinios del Príncipe Andrés.

El Ministerio de Defensa no ha ofrecido ningún comentario, afirmando que se trata de un asunto que compete al Palacio de Buckingham. En los últimos días han aumentado las peticiones para que Isabel II retire los títulos de Andrés.

¿Qué ocurrirá con sus hijas?

En cuanto a sus títulos, todo se queda como estaba para las princesas Beatriz y Eugenia. Su padre dejará de ser conocido como Alteza Real pero ellas siguen igual. El hecho de que su padre ya no utilice su propio SAR en un cargo oficial no altera su posición. Siguen siendo la Princesa Beatriz, señora Mapelli Mozzi y SAR (su alteza real) la Princesa Eugenia, señora Brooksbank.

Sin embargo, otras cuestiones son menos seguras. Desde hace más de una década, está claro que el Príncipe de Gales quiere una Monarquía reducida cuando llegue el momento de tomar el mando. En el momento del Jubileo de Diamante de la Reina, en 2012, eso se representó a escala mundial cuando el mundo vio a Isabel II salir al balcón del Palacio de Buckingham con su hijo mayor a su lado y muy pocos miembros de la realeza rodeándola.

Ese retablo lo completaron la duquesa de Cornualles, los duques de Cambridge y el príncipe Harry. Pero en los años transcurridos desde entonces, se ha cuestionado más de una vez si esta unidad compacta es viable para la monarquía más famosa del mundo. Y ahí es donde entran Beatriz y Eugenia.

A menudo se discute si Beatriz y Eugenia deberían asumir compromisos reales. La breve y tajante declaración que pone fin a la vida real de Andrés parece ofrecer una respuesta definitiva. Porque es difícil ver qué papel público podría haber ahora para Beatrice y Eugenie. Ambas han utilizado sabiamente la influencia que tienen y el interés que generan para apoyar una amplia gama de buenas causas que se han beneficiado de su respaldo. Ambas han mantenido la cabeza baja y nunca han sido más que un apoyo total a su abuela y a la monarquía.

Pero con su padre completamente apartado del tapiz de la Casa de Windsor, volver a tejer con ellos parece ahora casi imposible. Quién sabe si se habría planteado un papel más público si las circunstancias hubieran sido diferentes. Es seguro, por sus acciones pasadas, que ambas mujeres seguirán actuando en beneficio de la Casa de Windsor.

Aunque no cabe duda de que este paseo por el desierto real que el duque de York ha emprendido ahora significa pocas posibilidades de un papel regio para cualquiera de sus hijas en el futuro.

​Juicio complicado

Ahora se enfrentará a un juicio civil en Estados Unidos por acusaciones de agresión sexual, después de que un juez rechazara sus argumentos para que se desestimara el caso.

El príncipe está acusado por Virginia Giuffre de haberla agredido sexualmente cuando tenía diecisiete años. El duque de York y sus abogados habían argumentado que un acuerdo que ella firmó en 2009 con Jeffrey Epstein, por 500.000 dólares, le impedía emprender acciones contra él, ya que en él se comprometía a no perseguir a ningún otro "potencial acusado". El juez Lewis Kaplan rechazó ese argumento.

En su sentencia, el juez Kaplan dijo que no se podía decir que el acuerdo realizado en 2009 beneficiara al príncipe. También rechazó las afirmaciones de los abogados de Andrés de que el caso contra él era "legalmente insuficiente". En su sentencia de 46 páginas, el juez dijo: "La denuncia de la señora Giuffre no es ni 'ininteligible' ni 'vaga' ni 'ambigua'".

La sentencia, del 12 de enero de 2022, significa que el Duque de York se enfrentará a un juicio civil en Estados Unidos. No se espera que eso tenga lugar antes del otoño de este año. El duque siempre ha negado enérgicamente las acusaciones vertidas contra él.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes