Reino Unido

Los hermanos Guillermo y Enrique pasean juntos tras el final del funeral

La muerte de su abuelo, Felipe de Edimburgo, podría haber servido para limar diferencias entre los dos príncipes

Los príncipes Guillermo (i) y Enrique (d), en la boda de Pippa Middleton, hermana de la duquesa de Cambridge, en 2017.
photo_camera Los príncipes Guillermo (i) y Enrique (d). Imagen de archivo.

El funeral por el Duque de Edimburgo, celebrado hoy sábado 17 de abril, se ha desarrollado tal y como él mismo lo había planeado; no ha sido una ceremonia de Estado. Una dosis extra de austeridad ha venido propiciada por la pandemia. Las restricciones impuestas por el COVID han hecho que solo treinta familiares hayan podido acudir a la Capilla de San Jorge, donde tampoco hubo elegías a su faceta de consorte real, sino unas palabras pronunciadas por el reverendo anglicano del Castillo de Windsor, David Conner, centradas más en el lado humano y familiar del Duque.

Últimas noticias


La solemnidad del acto ha venido marcada por el escenario -el propio Castillo de Windsor, residencia oficial de lo reyes británicos y una de las fortalezas más antiguas, lujosas y cuidadas del planeta-, y por la entrada del féretro sobre un Land Rover verde -modificado según un diseño del propio Duque- escoltado por el Regimiento Real de Artillería a caballo.

Música religiosa y militar

Felipe de Edimburgo, que ha fallecido el pasado día 9 de abril a los 99 años de edad, había combatido en la Segunda Guerra Mundial y ha querido emprender el viaje al más allá en la compañía de sus camaradas de armas. Los principales miembros de la familia real, asimismo, han caminado detrás del vehículo, mientras que la reina Isabel II, de 94 años de edad, ha llegado hasta la capilla dentro un vehículo oficial. Al servicio religioso también ha sido invitada Penelope Knatchbull, una aristócrata treinta años más joven que el Duque. Según la prensa británica, ella ha sido una de sus amigas entrañables. La banda de la Guardia de Granaderos ha puesto música al acto.

Tal y como estaba previsto, el reverendo David Conner ha leído el salmo 104 y se ha escuchado la música de William Lovelady y himno O God, the Eternal Father para ensalzar sus lazos con la Royal Navy. La ceremonia, que ha sido retransmitida en streaming, ha sido vista por millones de personas desde todos los lugares del planeta. Después de la marcha de Isabel II, tras finalizar el acto, los príncipes Guillermo y Enrique han paseado juntos, en compañía de Kate Middleton. Parece que el fallecimiento de su abuelo ha servido para limar diferencias.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?