Reino Unido

Aún no puede recibir la custodia de la casa real británica

Aumenta la seguridad sobre Meghan Markle tras su primera aparición pública con el príncipe Harry

La NBC Universal, productora de la serie Suits, donde trabaja la actriz estadounidense, le ha puesto protección 24 horas al día debido al aumento de su popularidad

La NBC Universal, productora de la serie Suits, donde trabaja Meghan Markle, ha decidido aumentar la seguridad sobre la actriz estadounidense tras su primera aparición pública con su novio, el príncipe Harry, y el aumento de su popularidad.

Desde que se les vio juntos por primera vez en Toronto, ciudad en la que reside Meghan Markle y donde tienen lugar los Juegos Invictus patrocinados por el príncipe Harry, la popularidad de la actriz estadounidense ha aumentado en todo el mundo, convirtiéndola en un foco mediático.

Es por eso que la productora de la serie en la que trabaja, la NBC Universal, ha decidido ponerle protección privada las 24 horas del día. Concretamente, se han instalado cámaras de vigilancia en su residencia de Toronto, además de un equipo de seguridad que hace guardia junto a ella.

La actriz estadounidense aún no puede recibir protección de la casa real británica, al no pertenecer aún a ella de manera oficial. Esto solo se daría en el caso de que tanto ella como el príncipe Harry dieran el paso y tomaran la decisión de contraer matrimonio.

De hecho, Kate Middleton, actual duquesa de Cambridge y esposa del príncipe Guillermo, solo recibió protección real cuando contrajo matrimonio con su marido y antes se tuvo que pagar ella la seguridad de su bolsillo.

Pese a que no hay una amenaza específica contra Meghan Markle, su creciente perfil público y los ataques que ha recibido en redes sociales por ser una mujer divorciada y con antecedentes judíos han impulsado que la compañía en la que trabaja tome esta decisión.

Sin embargo, si la pareja se comprometiera y ella permaneciera en Toronto, es probable que su seguridad fuera asumida por los servicios de seguridad de la familia real británica en Canadá. Y si decidiera mudarse al Reino Unido, su protección correría a cargo de la guardia real británica.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?