Otras Casas Reales

Lo afirmó en una conferencia económica en Riad

El príncipe heredero de Arabia Saudí promueve un islam moderado

Mohammed bin Salman se ha comprometido a “destruir el extremismo” en su país y apuesta por un modelo “abierto al mundo y a todas las otras religiones”

El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed bin Salman, afirmó en una conferencia económica en Riad que quiere un islam “moderado y tolerante” y se ha comprometido a “destruir el extremismo” en su país, apostando por un modelo “abierto al mundo y a todas las otras religiones”.

“El 70% de la población saudí tiene menos de 30 años y, francamente, no vamos a pasar 30 años más de nuestra vida aceptando ideas extremistas, y vamos a destruirlas ahora”, aseguró el príncipe saudí en la conferencia que tuvo lugar este martes en Riad.

Mohammed bin Salman quiere regresar al sistema anterior a la ocupación de la Gran Mezquita de La Meca en 1979, cuando Arabia Saudí abandonó un islam mucho más moderado para apostar por corrientes religiosas extremistas como el wahabismo.

El wahabismo o salafismo es una  corriente político-religiosa musulmana de la rama mayoritaria del sunismo que destaca por su rigor en la aplicación de la Sharia, un código de conducta muy restrictivo, y por un constante deseo de expansión por el mundo.

Antes de aquel incidente en La Meca, en los años 1970, Arabia Saudí conoció importantes reformas, a pesar de la resistencia de los círculos religiosos conservadores, como la apertura de la enseñanza a las mujeres y la llegada de la televisión. Pero el asesinato del rey Faisal en 1975 frenó este movimiento.

Ahora el príncipe heredero, nombrado en junio de este año por el rey Salmán bin Abdulaziz, aboga por “destruir el extremismo” y volver al régimen anterior mucho más abierto. “Queremos tener una vida normal. Una vida en la que nuestra religión signifique tolerancia y bondad”, añadió.

Desde su nombramiento ha intentado rebajar la presión de los círculos religiosos sobre la sociedad saudí y se le considera uno de los promotores del levantamiento de la ley que no dejaba conducir a las mujeres saudíes.

Pero sus palabras de este martes han supuesto el ataque más directo de un alto responsable saudí contra los medios religiosos conservadores del reino. Y muchos saudíes esperan que ahora promueva la apertura de salas de cine y mayores ofertas de ocio, prohibidas desde hace tiempo por los sectores más conservadores.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?