Otras Casas Reales

Muere el pretendiente orleanista al trono de Francia

El conde de París fue crítico con los presidentes de la República y en los últimos meses apoyó el movimiento de los ‘chalecos amarillos’

El Conde de París, Enrique de Orleáns.
photo_cameraEl Conde de París, Enrique de Orleáns.

Enrique, conde de París y jefe de la familia real francesa Orleáns, murió el lunes. Así lo anunció su hijo, el príncipe Juan. El conde tenía 85 años.

Enrique sucedió a su padre en 1999 tras su muerte como pretendiente al trono francés desde 1870. Para los monárquicos, Enrique era el rey Enrique VII. Basó sus afirmaciones en el reinado de Luis Felipe, el último miembro de la familia Orléans que reinó en el país, desde 1830 hasta 1848.

El conde de París apareció en las noticias por su vida familiar impetuosa, con peleas con su padre, hijos y hermanos sobre herencias, derechos dinásticos y matrimonios legales. Se casó dos veces y tuvo cinco hijos de su primer matrimonio con la duquesa María Teresa de Württemberg.

Su hijo mayor discapacitado, François, murió en 2017 a los 56 años, por lo que el hermano menor, el príncipe Juan, es ahora el nuevo jefe de familia.

Apoyo de los ‘chalecos amarillos’

A pesar de las circunstancias de su vida privada, el conde fue considerado “muy correcto” en la prensa francesa. A través de las redes sociales, se enfrentó a los sucesivos presidentes franceses por lo que entendía que era un “cambio de los valores franceses”.

El príncipe Jean ha expresado recientemente su apoyo al movimiento de los chalecos amarillos. En una de las manifestaciones aparecieron los símbolos de la casa de Orleáns.

Enrique nació en Bélgica en 1933 porque una ley francesa no permitía que el pretendiente de las casas reales viviera en Francia. Esa ley fue cambiada en 1950. Además de Enrique, los descendientes del emperador Napoleón III y los reyes borbones también reclaman el trono francés.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?