Otras Casas Reales

Luis Alfonso de Borbón critica la destrucción de estatuas del movimiento “Black Lives Matter”

Publica una carta con motivo de la festividad de San Luis, rey de Francia, cuyo monumento en Misuri (Estados Unidos) fue defendida de ataques por un sacerdote y varios feligreses

luis alfonso
photo_cameraluis alfonso

La festividad de San Luis, rey de Francia, se celebra cada año el 25 de agosto y suele suscitar recuerdos y homenajes por parte de los pretendientes al trono francés: tanto por la rama Borbón como por la Orleans.

Luis Alfonso de Borbón conmemoró la fecha con una publicación en su perfil oficial en Facebook que esta vez giró en torno a la violencia contra monumentos y estatuas que ha desatado en Estados Unidos el movimiento “Black Lives Matter”.

El jefe de los Borbones franceses, duque de Anjou y pretendiente al trono en una hipotética restauración monárquica en Francia indicó que sus pensamientos y oraciones “están llenas de gratitud por los valientes estadounidenses que resistieron la destrucción de la estatua del rey en San Luis”, ciudad del estado de Misuri.

Luis Alfonso de Borbón aseguró en su carta que tiene una deuda de gratitud, en particular con un sacerdote, el padre Stephen Schumacher, pero también a todos los laicos que acudieron al monumento a San Luis en la ciudad del mismo nombre para rodearlo y protegerlo de quienes estaban atacando, destrozando y derribando otros monumentos y estatuas de personajes históricos por todo Estados Unidos.

El duque de Anjou indicaba también en su reflexión que “la violencia destructiva desatada contra nuestro legado y nuestra historia forman parte del proceso revolucionario y totalitario que resultó en la muerte de Luis XVI (el soberano francés que proporcionó asistencia extraordinaria a los Estados Unidos) y decenas de millones de personas”.

Vinculaba así la violencia originada en torno a las protestas contra el racismo en Estados Unidos, con la Revolución Francesa que derribó a la monarquía a finales del siglo XVIII y acabó con la vida de Luis XVI y de muchos otros miembros de la familia real de Francia.

Para Luis Alfonso, es necesario que en el mundo actual se recuerde a “los santos y héroes, para que puedan inspirarnos a liderar auténticamente las existencias humanas”. De ahí que extienda su agradecimiento y su oración en favor de todos aquellos -padres, profesores...- que “trabajan tan duro para transmitir la cultura occidental y la civilización que echa sus raíces en nuestro patrimonio grecorromano y cristiano […] ¡Que San Luis, el santo patrón de nuestros jefes de Estado, extienda su bendición sobre un nuevo florecimiento de la cultura cristiana en este siglo XXI!”.

El rival de Luis Alfonso por el trono de Francia también recordó la festividad de San Luis. El príncipe Jean, conde de París, pidió en Twitter honrar la memoria de este rey santo, Luis IX, al que se refirió como su antepasado y del que destacó que llevó a cabo reformar importantes y fortaleció la soberanía de Francia.

La rama legitimista de Luis Alfonso de Borbón se reclama sucesora de Carlos X, destronado en 1830. Los orleanistas de Jean de Orleans, por contra, reivindican su legitimidad de Luis Felipe de Orleans, rey que sustituyó a Carlos X y que a su vez fue apartado en 1848.

Los terceros en discordia son la familia Bonaparte, que a su vez están escindidos en dos: se proclaman pretendientes al trono tanto Charles Bonaparte como su hijo Jean Christophe.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes