Monarquía Confidencial

El príncipe, en Candanchú. Los duques de Palma, en Baqueira

La complicada situación que está atravesando la familia real por la implicación del duque de Palma y del secretario de las infantas, Carlos García Revenga, en el caso Nóos ha propiciado una visible separación entre el príncipe Felipe y su hermana, la infanta Cristina, quién podría ser imputada próximamente.

Este fin de semana, esta separación se ha vuelto a demostrar. El príncipe Felipe, gran amante del esquí, ha cambiado Baqueira por Candanchú para disfrutar de dicho deporte durante este fin de semana. La razón podría ser la siguiente: los duques de Palma disfrutaron de la nieve en la casa que los reyes poseen en el Valle de Arán durante esos mismos días.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?