Monarquía Confidencial

El príncipe, en Candanchú. Los duques de Palma, en Baqueira

La complicada situación que está atravesando la familia real por la implicación del duque de Palma y del secretario de las infantas, Carlos García Revenga, en el caso Nóos ha propiciado una visible separación entre el príncipe Felipe y su hermana, la infanta Cristina, quién podría ser imputada próximamente.

Este fin de semana, esta separación se ha vuelto a demostrar. El príncipe Felipe, gran amante del esquí, ha cambiado Baqueira por Candanchú para disfrutar de dicho deporte durante este fin de semana. La razón podría ser la siguiente: los duques de Palma disfrutaron de la nieve en la casa que los reyes poseen en el Valle de Arán durante esos mismos días.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes