Mónaco

Tras cruzar la meta con un 25% de potencia en el motor

Los príncipes de Mónaco celebraron el Gran Premio de Fórmula 1 junto al ganador

El piloto australiano, Daniel Ricardo, anunció que quería celebrar su victoria con Alberto II y Charlene. Solicitó a través de la radio que le preparasen al príncipe un “shoey”

Alberto de Mónaco y Charlene.
photo_cameraAlberto de Mónaco y Charlene.

El piloto de Red Bull ganó la carrera del Circuito de Mónaco a pesar de los problemas que tuvo en el motor que lo dejaron con un 25% menos de potencia en las últimas 50 vueltas de la carrera y no pudo alcanzar la sexta velocidad. Un hecho que ha provocado que su victoria sea aún más impactante.


Tras cruzar la línea de meta, el piloto australiano Daniel Ricciardo, anunció que quería celebrar su victoria con el príncipe Alberto y la princesa Charlene, solicitando a través de la radio que le preparasen al príncipe un “shoey”, una bebida australiana donde alguien se quita el zapato, lo llena de alcohol y bebe de él.

Ricciardo generalmente celebra sus victorias de carreras con un "shoey" y esta victoria no fue diferente. El conductor se quitó el zapato en el podio del ganador, donde Lewis Hamilton, que quedó en tercer lugar, fue el elegido para llenar el zapato de Ricciardo con champán. El ganador  luego procedió a bebérselo del zapato.

Ricciardo también fue grabado celebrando su victoria al caer en una piscina de Red Bull con el traje de Fórmula 1 puesto.

Sin embargo, el príncipe Alberto y la princesa Charlene no bebieron del zapato de Ricciardo, ni saltaron en ninguna piscina. En cambio,  después de cierta insistencia, los príncipes tomaron un sorbo de la botella de champán Magnum.

Ricciardo se unió al podio de Sebastian Vettel, un piloto alemán de Ferrari, que quedó en segundo lugar. Vettel también compartió un trago con la pareja real durante su ducha de champán, donde roció tanto al príncipe Alberto como a la princesa Charlene.

La pareja real pareció disfrutar las celebraciones en el momento en el que Charlene se rió del incidente y aplaudió cuando los pilotos de Fórmula 1 en el podio celebraron su primera, segunda y tercera posición con una tradicional ducha de champán.

Siguiente
Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo