La nobleza

Nueva estatua ecuestre dedicada en Rusia al zar Nicolás II

La escultura también fue consagrada por un obispo de la iglesia ortodoxa

Nico 2

El segundo monumento ecuestre de Rusia dedicado al zar Nicolás II se instaló en el recinto de la Iglesia del Santo Mártir Mijail en Kulebaki, en la región de Nizhni Nóvgorod, a 400 kilómetros de Moscú.

El 17 de julio, día del 103º aniversario de su muerte, el monumento al último emperador de Rusia fue inaugurado y, acto seguido, consagrado oficialmente por un obispo ortodoxo, Bernabé de Vyksa y Pavlovsk.

Según los iniciadores del proyecto, la instalación del monumento estaba prevista inicialmente para el 17 de julio de 2020, pero la falta de fondos retrasó un año el proyecto. El coste del monumento fue de 5 millones de rublos (80.000 dólares), recaudados a través de donaciones dentro de la diócesis.

La escultora del monumento es Irina Makarova, quien también erigió monumentos a los Santos Mártires Reales en el Convento de San Serafín-Diveyevo, inaugurado en julio de 2017; así como al encuentro de Nicolás II y Alexandra Feodorovna en Alushta, Crimea; y otro monumento más a los Santos Mártires Reales en Tiumén.

Las noticias rusas y algunas redes sociales afirman que esta escultura en Kulebaki es el primer monumento ecuestre que Rusia dedica a Nicolás II. Sin embargo, el primero fue erigido en Moscú en 2014. El 16 de diciembre de ese año, el ministro de Defensa, Serguéi Shoigu, inauguró una composición escultórica dedicada a los héroes de la Primera y la Segunda Guerra Mundial en los terrenos del Ministerio de Defensa, en el terraplén de Frunze, en la capital del país. El monumento a la Primera Guerra Mundial muestra a Nicolás II a caballo, reconociendo y honrando sus esfuerzos durante la contienda.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?