Japón

Sin contacto visual e insignias reales ocultas: los misterios de la abdicación de Akihito

Este miércoles será coronado el príncipe Naruhito como nuevo emperador

Akihito sale al balcón a despedirse de los presentes, el día de su abdicación.
photo_cameraAkihito sale al balcón a despedirse de los presentes, el día de su abdicación.

Este miércoles tendrá lugar la coronación del príncipe Naruhito, heredero al trono imperial de Japón, como nuevo emperador. 

Un día después de la abdicación de su padre, el emperador Akihito, el foco vuelve a centrarse en Naruhito, que apenas tuvo un papel durante el acto de abdicación de su padre, aunque estuvo presente. 

Sin contacto visual

La falta de emotividad del intercambio entre ambos emperadores ha sido uno de los detalles destacados por muchos, muy contrario a lo que ocurre en los intercambios en el trono en los países europeos, como los ocurridos en Holanda, Bélgica o España, cuyos actos estuvieron llenos de espontaneidad y de detalles entre el nuevo rey y el anterior.

Apenas hubo contacto visual entre los emperadores Akihito y Naruhito el pasado martes, tan solo cuando finalizó el acto y ambos bajaron del escenario. Con una última reverencia a los 300 invitados presentes, terminó la era ʻHeiseiʼ y comenzó la siguiente, ʻReiwaʼ. 

Asimismo, no toda la Familia Real estará presente en el acto de la coronación del nuevo emperador. Los miembros más jóvenes de la Casa Imperial, la princesa Aiko, de 17 años, y el príncipe Hisahito, de 12, no acudieron tampoco a la abdicación del emperador Akihito.

Misterio en las insignias reales

Durante el acto, tendrá lugar el intercambio de insignias reales: El espejo (ʻYata no Kagamiʼ), la espada (ʻKusanagi no Tsurugiʼ) y la joya (ʻYasakani no Magatamaʼ).

Son los elementos más misteriosos de la ceremonia, ya que se presentan velados, como regalos del emperador, pero Naruhito podría no desvelarlos, o siquiera tocarlos, debido a su carácter sagrado.

El misterio que rodea los regalos ha suscitado preguntas entre la prensa japonesa sobre la existencia de los mismos. 

Los actos de esta semana serán los primeros de un proceso que terminará el 22 de octubre, día de la inauguración del nuevo emperador, a la que también acudirán invitados de casas reales extranjeras. 

 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes