Japón

Según una encuesta del periódico ‘Asahi Shimbun’

El 72% de los japoneses, contrarios a la exclusión de la mujer en la sucesión al trono

Un porcentaje similar apoyan cambiar la ley para permitir al emperador abdicar, tal y como desea hacer Akihito

El emperador, su esposa, los herederos Naruhito y Masako, y la hija de éstos, Aiko.
photo_cameraEl emperador, su esposa, los herederos Naruhito y Masako, y la hija de éstos, Aiko.

Una amplia mayoría de japoneses son partidarios de modernizar las leyes que regulan la familia imperial. El anuncio hecho por el emperador Akihito de que desea abdicar en su hijo Naruhito ha provocado que los medios de comunicación estén tratando de pulsar la opinión de los ciudadanos sobre este asunto.

Eso mismo ha hecho el diario ‘Asahi Shimbun’, uno de los más prestigiosos del país y segundo en circulación impresa en el mundo.

Recientemente ha publicado una encuesta en la que preguntó a dos millares de japoneses distintas cuestiones relacionadas con la monarquía. La de mayor actualidad es la del deseo de Akihito de dejar sus funciones de emperador por su edad y su estado de salud, que expresó en agosto en un mensaje en vídeo dirigido a todos los japoneses.

La conclusión de este sondeo de opinión es que una muy amplia mayoría de ciudadanos de Japón respalda que se llegue a un acuerdo político para cambiar la ley y permitir la posibilidad -que aún no se contempla- de que el emperador de Japón pueda abdicar.

El 76% de los encuestados apoya esta opción genérica, que crece hasta el 91% cuando se les pregunta concretamente por facilitar a Akihito entregar la corona imperial a su hijo Naruhito.

Ahora sólo los hombres pueden heredar la corona

Pero el sondeo publicado por el ‘Asahi Shimbun’ también muestra que los japoneses quieren más cambios en la institución imperial. Concretamente, sobre la sucesión imperial, de la que ahora mismo están excluidas las mujeres.

El 72% de los encuestados apoyan emprender los cambios necesarioas en la Ley de la Casa Imperial para acabar con las disposiciones que establecen que sólo los hombres puede formar parte de la línea de sucesión de Japón.

Este cambio ya se propuso hace años, debido a que el emperador Akihito no tenía nietos varones. El nacimiento de Hisahito, hijo pequeño del segundo hijo del emperador, el príncipe Fuminito, paralizó en 2006 este debate.

Sin embargo, el anuncio del emperador este verano ha reabierto el debate, que ha alcanzado incluso al partido gobernante en Japón. El gobierno de Shinzo Abe, por su parte, prefiere por el momento limitar los cambios legales a permitir que Akihito pueda renunciar libremente a ser emperador.

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable