Japón

Hospitalizan al miembro más antiguo de la familia real japonesa

La princesa Yuriko, de 97 años, se encuentra en un complejo médico de Tokio por una arritmia

Michiko de Japón en una imagen de archivo
photo_camera Michiko de Japón en una imagen de archivo

La princesa Yuriko, el miembro más antiguo de la familia imperial de Japón y tía abuela del emperador Naruhito, ha sido hospitalizada después de que le diagnosticaran un ritmo cardíaco anormal, tal y como ha anunciado esta semana un portavoz de la Casa Imperial nipona.

La princesa de 97 años, viuda del príncipe Mikasa, no se encuentra en estado grave. Yuriko ha sido ingresada en el Hospital Internacional St. Luke en Tokio, donde se espera que permanezca durante aproximadamente una semana, según el palacio imperial. El otoño pasado, la princesa estuvo hospitalizada durante aproximadamente dos semanas para recibir tratamiento por neumonía e insuficiencia cardíaca.

Miembro de la antigua nobleza de Japón, la princesa se casó con el príncipe Mikasa, hermano menor del emperador Hirohito, conocido póstumamente como emperador Showa, a la edad de 18 años en 1941. Su esposo murió de insuficiencia cardíaca en 2016 a los 100 años. La pareja tuvo tres hijos y dos hijas. Sus hijos, los príncipes Takamado, Tomohito y Katsura, murieron en 2002, 2012 y 2014, respectivamente.

Felipe de Edimburgo evoluciona favorablemente

Otro miembro de la realeza, en este caso británica, continúa con su tratamiento médico que se prolonga desde principios del mes pasado. Tras una inesperada operación cardíaca, Felipe de Edimburgo fue trasladado el pasado viernes hasta el centro de salud privado King Edward VII, en Marylebone, -el mismo en el que ingresó durante 14 días el pasado mes de febrero debido a una infección- donde pasará, por lo menos, este fin de semana como medida de precaución y para avanzar con la recuperación. Se desconoce su estado de salud actual, y la casa real británica mantiene una estricta política comunicativa desde el mes pasado en relación con el marido de Isabel II que impiden conocer con seguridad la gravedad de su diagnóstico médico.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?