Japón

La emperatriz emérita de Japón recibe el alta tras su operación

Michiko ingresó el pasado sábado en el hospital para someterse a una cirugía de cáncer de mama

El emperador Akihito y la emperatriz Michiko, en una jornada de puertas abiertas.
photo_cameraEl emperador Akihito y la emperatriz Michiko, en una jornada de puertas abiertas.

La emperatriz emérita Michiko de Japón, de 84 años, se sometió el pasado domingo a una cirugía de cáncer de mama. Su majestad imperial tenía un cáncer de seno en etapa uno sin signos de metástasis.

Michiko fue dada de alta del Hospital de la Universidad de Tokio el martes por la tarde. Fuentes de su entorno aseguran que la emperatriz se encuentra bien.

Durante la intervención quirúrgica, los médicos consiguieron eliminar el crecimiento canceroso y el tejido circundante que se encontraba en su seno izquierdo. El primer parte del hospital confirma que, tras la investigación patológica, el cáncer no se ha propagado.

Según la Agencia de la Corte Imperial, la emperatriz se someterá a controles médicos periódicos como corresponde tras una intervención de este calibre.

Tenía una masa

Los médicos descubrieron una masa en su mama izquierda tras un control de salud regular a mediados del mes de julio. El examen de tejido que se realizó el pasado 2 de agosto confirmó el cáncer.

La familia real japonesa fue informada de la cirugía el martes antes del anuncio de la Agencia de la Casa Imperial. Fue sometida a distintos controles pre-quirúrgicos la semana anterior en el mismo hospital en el que ingresó el pasado fin de semana para la operación.

La emperatriz emérita agradeció a los médicos su labor y su profesionalidad a la hora de detectar el cáncer de seno en una etapa tan temprana.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?