Holanda

El rey Guillermo Alejandro y la reina Máxima finalizan su visita de Estado a Noruega en Trondheim

Han concluido tres días de viaje interesándose por la energía verde y las numerosas oportunidades que ofrece el mar

El Príncipe Haakon, que se perdió los primeros días de la visita tras sufrir síntomas de un resfriado, y la Princesa Heredera Mette-Marit acompañaron a la pareja real holandesa durante la visita del 11 de noviembre de 2021.

Como ciudad anfitriona de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, y de otros importantes entornos de investigación, Trondheim está a la vanguardia en ámbitos como la acuicultura sostenible y la tecnología marina.

Relación entre familias con tradiciones marineras

Tanto Noruega como los Países Bajos tienen una larga tradición como naciones marineras con una estrecha relación con el mar. En la actualidad, ambos países están firmemente comprometidos con el desarrollo de una gestión sostenible del mar y de los enormes recursos que alberga. El príncipe heredero Haakon hizo la primera introducción del día. Señaló algunos de los muchos retos a los que se enfrenta, pero sobre todo señaló todas las posibilidades que ofrece un mar sano.

La primera visita fue a SINTEF Ocean y NTNU Ocean para conocer algunos de sus proyectos. La reunión tuvo lugar en Powerhouse Brattørkaia, la casa más septentrional del mundo. Durante su vida útil, el edificio producirá más energía solar de la que utiliza. Los barcos autónomos y los drones para la recogida de datos y la supervisión de las instalaciones son un área de interés. Los visitantes reales se dirigieron a Maritime Robotics para conocer su trabajo. De camino, se detuvieron en el buque de investigación Gunnerus de la NTNU. El barco se utiliza para la captura de datos importantes para la investigación de la acuicultura y el medio ambiente marino, y está parcialmente propulsado por electricidad.

En Maritime Robotics, escucharon más sobre tres proyectos dentro del uso de barcos autónomos, así como de la cartografía y la vigilancia del fondo marino. El Príncipe Heredero Haakon y la Princesa Heredera Mette-Marit organizaron un almuerzo en Stiftsgården, la residencia real de Trondheim, y el marisco estaba en el menú. A los invitados se les sirvió fletán salvaje, rape y cangrejos de río.

Tras el almuerzo, tanto el Rey Guillermo Alejandro y la Reina Máxima como el Príncipe Heredero Haakon se dirigieron a la zona universitaria de Gløshaugen, donde se reunieron actores noruegos y holandeses para debatir sobre la conversión de energía, la captura de carbono y el hidrógeno. Los miembros de la realeza se reunieron con estudiantes que expusieron diversos temas de interés para el debate posterior. Por último, los Reyes de Holanda y el Príncipe Heredero Haakon pudieron presenciar la firma de una carta de intenciones entre Noruega y Holanda para entablar negociaciones sobre la captura y el almacenamiento de carbono.

La última visita del día fue al santuario nacional de la catedral de Nídaros. El obispo Olav Fykse Tveit dio a la comitiva un recorrido por la hermosa catedral, antes de encender velas en el altar sami. El altar fue inaugurado en 2017, durante el centenario del primer encuentro nacional sami. 

El jueves, los miembros de la realeza escucharon un pequeño concierto en el altar, interpretado por el Trondheim Vocal Ensemble. El concierto en la catedral de Nídaros puso fin a la visita de Estado del rey Guillermo Alejandro y la reina Máxima a Noruega. Esta es la novena visita de Estado entre Noruega y los Países Bajos.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?