Holanda

Guillermo de Holanda se implica con la tercera edad durante la nueva ola del coronavirus

El monarca realizó un par de visitas en residencias cercanas a Ámsterdam

Guillermo Alejandro, durante un discurso en 2019.
photo_camera Guillermo Alejandro, durante un discurso en 2019.

El rey Guillermo Alejandro realizó una visita de trabajo a dos residencias de ancianos durante la semana pasada situadas en una ciudad dormitorio cercana a Amsterdam, la capital de Países Bajos y de la región de Holanda. Los cuidadores y residentes hablaron con él sobre sus experiencias y sobre el impacto del coronavirus en sus vidas y el trabajo en una residencia de ancianos. Guillermo Alejandro también visitó el lugar de las actividades diurnas, donde conoció a varios visitantes habituales y jugó con ellos a un partido de tenis con globos. “Soy competitivo”, advirtió de antemano.

El rey neerlandés declaró que allí había comenzado a ver el cuidado de las personas mayores desde una perspectiva diferente tras el año pasado. Durante las actividades diurnas donde acuden las personas con demencia inicial, enfatizó la importancia de los cuidadores de estas personas.

Una de las encargadas de personal transmitió al monarca su preocupación por la salud mental y las condiciones laboraeles de los cuidadores informales, quienes también necesitan apoyo. "Cuando todo estaba cerrado, también dependían de sí mismos, así que mantuvimos mucho contacto con ellos". Uno de los participantes en las actividades bromeó con el rey, en un típico ejemplo del humor holandés: dado que todo estaba empeorando con respecto al virus, quizás era mejor "olvidar" todo aquello.

En el asilo de ancianos Hanzeborg, los residentes contaron cómo habían conseguido sobrevivir el año pasado. El momento en que no se permitió la entrada de visitantes fue particularmente difícil, le transmitieron. Incluso todavía hay personas que no se atreven a recibir visitas, a pesar de que la mayoría de ellos ya están vacunados. 

El rey habló con las enfermeras y otros trabajadores de atención tanto del centro de atención residencial como de la atención hospitalaria sobre las experiencias adquiridas durante la primera y la segunda ola, qué desafíos quedaban aún y cómo era trabajar con pacientes con mala salud mental en tiempo de coronavirus.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?