Holanda

El Palacio Real de Ámsterdam acoge la primera cena diplomática en tres años

El rey Guillermo Alejandro y la reina Máxima de los Países Bajos celebraron la semana pasada el encuentro anual con el cuerpo diplomático

Palacio de Ámsterdam
photo_camera Palacio de Ámsterdam

Los reyes de Holanda recibieron a unos 250 invitados en el Comedor del Palacio Real por primera vez en tres años. Cada año, la cena tiene un tema diferente: para 2022, el Palacio Real eligió "política y gobernanza".

El Rey Willem-Alexander también ofreció un discurso a todos los invitados presentes, entre los que se encontraban embajadores de unos 150 países y organizaciones internacionales, así como miembros de organismos estatales y locales. 

Su Majestad destacó la importancia del contacto cara a cara para crear puentes entre diferentes posiciones e ideas. Dijo: "No debe haber sido fácil hacer su trabajo como diplomáticos cuando estaban confinados en pantallas digitales con personas del tamaño de sellos. Durante la pandemia, quedó claro que tanto vuestro trabajo como el mío deberían considerarse 'profesiones de contacto'...".

También tuvo palabras de elogio para el pueblo de Ucrania, que ha luchado por la libertad, que "tiene un precio y exige sacrificio". Pero "este no es el único asunto que preocupa a la comunidad internacional", dijo el Rey. 

Agradeció a todos los diplomáticos que fueron acogidos en Holanda bajo su reinado por su conocimiento de los problemas a los que se enfrentan muchas comunidades en todo el mundo: la violencia, el hambre, el cambio climático y la pobreza. 

Concluyó su discurso elogiando el trabajo de toda la red diplomática para crear puentes: "Esa es otra razón por la que el mundo necesita diplomáticos. Personas que tratan de encontrar un terreno común. Incluso con aquellos cuyas perspectivas son muy diferentes a las suyas".

Protocolo

El código de vestimenta de la cena era de "corbata blanca", lo que significa que la Reina Máxima pudo elegir otra diadema para usar en el transcurso de la misma semana. 

Para esta cena diplomática, eligió una de sus tiaras de rubíes; creada por Mellerio para la Reina Emma alrededor de 1888, viene con todo un parure de piezas a juego. Se ha guardado en las bóvedas de la familia, lo que significa que muchas generaciones de reinas podrán utilizar esta pieza. 

La Princesa Beatriz también estuvo presente, luciendo el engaste estrella de la Tiara de Botones de Perlas, la misma diadema que la Princesa Catharina-Amalia eligió para su debut con tiara en la gala del 18º cumpleaños de la Princesa Ingrid Alexandra. 

También estaba previsto que la Princesa Margriet y su marido formaran parte de la fiesta real, pero se retiraron. El Servicio de Información Real no ha ofrecido ningún comentario al respecto. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?